Mary Jean Bag. Sin feria

-
Roberto Aguilar y Roberto Campa

Justo cuando el futuro se vislumbraba mejor para Guadalupe Álvarez, los ataques al corazón financiero del mundo cambiaron sus planes. En su planta de San Miguel de Allende produce bolsas de plástico que se han puesto de moda hasta en las más prestigiadas firmas de diseño en Nueva York. "Las ventas se elevaron 150%", señala la empresaria que radica en Estados Unidos, con cierta nostalgia al recordar la feria comercial más reciente que se celebró en la otrora urbe de hierro. Aún no tiene claro si el calendario de éstas continuará adelante; por lo pronto fue suspendida la de Atlanta y el local donde se celebraría la siguiente en la gran manzana, Javitz Center, fue habilitado temporalmente como morgue. "Si dejamos de ir a las ferias los terroristas ganaron, no podemos dejar de hacerlo", asegura Álvarez. El futuro incierto, aunque podría ser un paréntesis para su negocio, no la desanima. Su meta continúa firme: expandir su línea a bolsas de piel y accesorios plásticos para oficinas y hogar.

Ahora ve
¿Salsa verde o salsa roja? Amazon vende ahora tacos al pastor
No te pierdas
×