Medex <br>Directores, a hacer su tarea

Romper con el pasado y profesionalizar la forma de hacer negocios, eso es lo que pretende el IPADE,

Continuamente se dice que lo único que permanece constante es el cambio. Sin embargo, aunque ésta es una verdad de perogrullo, en Guadalajara todavía hay empresas a las que no les ha - caído el veinte y se aferran a fórmulas que, si bien en su momento probaron ser exitosas, ya no lo son.

-

Lo que requieren estas organizaciones es, en primer lugar, perder el miedo a romper con el pasado y, segundo, cambiar la forma de hacer negocios. ¿Cómo? Profesionalizando a sus cuadros directivos.

-

Considerando esa necesidad que tiene el medio empresarial tapatío –contar con directivos capaces de enfrentar un entorno cada vez más global y competitivo–, el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) ofrecerá en Guadalajara su -Master en Dirección de Empresas para Ejecutivos con Experiencia (Medex).

-

Desde 1978, la escuela de negocios pionera del país ha impartido en la capital jalisciense sus programas de perfeccionamiento de Alta Dirección (AD-2) y de Dirección (D-1). Pero, a diferencia de éstos, el Medex es un programa que comprende un proceso de formación más intenso y profundo para aquellos directivos que tienen la capacidad de determinar el rumbo de la empresa donde laboran.

-

Por lo tanto, lo que pretende esta maestría –iniciada en 1991 en la ciudad de México y en 1995 en Monterrey– “no es desplazar al empresario tapatío, sino formar gente que, con conocimiento y con un nuevo ánimo, le ayude a preservar la empresa”, aclara Raúl Santamarina, director del IPADE en Guadalajara.

-

Ramiro Ochoa, director adjunto del IPADE, no deja de reconocer que Guadalajara cuenta con “muy buenas alternativas” para la preparación de ejecutivos que busquen un posgrado, algunas incluso con un enfoque internacional por los convenios que han establecido con instituciones educativas del extranjero.

-

Empero, según él, lo que distingue al Medex de otras opciones es que está diseñado para -profesionistas que poseen una definida proyección para asumir mayores responsabilidades y que están orientados a la alta dirección, no simplemente a administrar. “No es una maestría en administración, sino en dirección”, enfatiza.

-

Como su mismo nombre lo indica, el Medex es un master para ejecutivos con experiencia. ¿Qué tanta? Por lo menos, siete años de trayectoria profesional después de haber concluido la carrera universitaria, así como un mínimo de tres años desempeñando algún cargo directivo.

-

Además, la edad del aspirante debe fluctuar entre los 28 y los 40 años. Es decir, ni tan “verde” como para -cocerse al primer hervor ni tan maduro como para que ofrezca resistencia al cambio.

-

Al igual que en todos los programas que imparte el IPADE, en el Medex también se emplea el método del caso para preparar y desarrollar las habilidades del ejecutivo. Este método propicia el diagnóstico y la búsqueda de soluciones a los problemas de la empresa mediante la discusión colectiva de situaciones reales.

-

Ochoa explica que, a lo largo de los dos años que dura el programa, el participante analiza y discute con sus compañeros alrededor de 600 casos de negocio relativos a las distintas áreas de la empresa. Lo interesante de este ejercicio continuo es que le permite al directivo identificar y aplicar soluciones a los problemas específicos de la organización donde desempeña sus funciones.

-

Esa especie de “gimnasia” directiva es guiada por un cuerpo académico que no sólo es experto en el manejo del método del caso, sino que también está en contacto con el mundo corporativo. “El profesor del IPADE dedica por lo menos 20% de su tiempo a estar cerca de la empresa, ya sea en consejos o en consultas, y hay quien tiene alguna participación en una compañía”, asegura el director de la sede tapatía.

-

Es por este enfoque práctico que el Medex está muy lejos de ser una maestría académica o técnica. Es, de acuerdo con Santamarina, un programa que enseña al directivo a “hacer mejor su tarea”; esto es, “saber dirigir, enfrentar a la competencia, delegar, asociarse y tener una mentalidad más profesional en el quehacer empresarial”.

-

LA PRIMERA GENERACIÓN
-
Aun cuando el programa arrancará en septiembre, los directivos locales del IPADE llevan meses trabajando en su promoción. Y es que reunir a 550 candidatos, de entre los cuales se seleccionará a un grupo de 65 ejecutivos –quienes formarán la primera generación–, toma su tiempo.

-

Según exponen los entrevistados, la promoción del Medex no sólo la realizan entre las firmas locales, sino que se buscan candidatos en empresas nacionales y multinacionales que tienen una importante presencia en Guadalajara, al igual que en compañías situadas en ciudades cercanas a la capital tapatía. “Lo que buscamos es obtener una mezcla en la que se pueda dar una interrelación y una riqueza que redundará en un entorno más profesionalizado y más competitivo”, justifica Santamarina.

-

Lo que le espera a ese grupo es una intensa carga de trabajo, ya que, como admite Ochoa, no se trata de una maestría fácil. “Hay que enfatizar –interviene Santamarina– que el Medex es para quien está viendo con seriedad el reto del largo plazo, porque es una inversión muy fuerte para alguien que ya está instalado en la empresa. Pero el que no se quiere quedar ahí, el que sabe que puede llegar a más, es el candidato que queremos.”

-

Para empezar, el Medex exige al participante asistir a la escuela 11 horas a la semana (la tarde del jueves y la mañana del viernes), así como un día adicional cada cuatrimestre. Por tratarse de un proceso más formativo que informativo, la presencia del ejecutivo en las aulas y la comunicación persona a persona que se genera en los grupos de trabajo se considera insustituible. De ahí que en este posgrado no tienen cabida las sesiones vía satélite o -internet.

-

Aparte, el participante deberá destinar otras 11 horas semanales para preparar las sesiones correspondientes a cada jornada. En total, en el par de años que dura el programa, éste supone una dedicación aproximada de 2,000 horas de trabajo.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×