Mejor consumo pese a todo

-
José Ramón Huerta
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los mexicanos compraron más el año pasado que en 1997. Según la agencia de investigación AC Nielsen, a lo largo de 1998 el consumo de los productos de su canasta creció 7.3%. Y eso a pesar del pesimismo que pronosticaba ventas a la baja. Pero no hubo tal descenso. Los rubros de “uso doméstico”, “alimentos” e “higiene y belleza” mostraron alzas en octubre-noviembre, en los dos primeros casos y en julio-agosto para el tercero, que fluctuaron entre 11 y 12%. El único que se debilitó fue el de “licores”, que cayó 0.7%. Un dato: el consumidor de bajos ingresos fue el impulsor del aumento. Sin embargo, AC Nielsen estima que lo único que permitirá elevar este año el consumo masivo –dentro de un discreto margen de 1.5 a 2.5%– será mantener los niveles de inflación y empleo y, sobre todo, “modificar la expectativa de (que habrá un) fuerte deterioro económico en 1999”. Es decir, los fabricantes y anunciantes deben contrarrestar la percepción negativa del devenir del país. Pero tampoco hay que repiquetear las campanas. En un sondeo que involucra a casi 11 millones de hogares, 80% de las familias creen que durante 1999 habrá otra fuerte devaluación. Aunque esa percepción se topa con un dato real: la gente está menos endeudada que en años previos. Esta es una oportunidad para desarrollar productos de acuerdo con un “entorno de crisis”. Según AC Nielsen, la verdadera amenaza para que no crezca el consumo masivo radica en la percepción negativa de nosotros, los consumidores. Quién nos entiende.

-

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×