Mensaje de Sócrates para Fox

Pregunta Sócrates: &#34pero, mi querido Critón, ¿debemos hacer tanto aprecio de la opinión del p
Ricardo Medina Macías

No les caería mal al presidente Fox y a su gabinete leer, para variar, algo clásico como el célebre diálogo entre Sócrates y su amigo Critón. Tal vez encuentren ahí, mejor que en las opiniones del "vil populacho", el camino para respetar la ley y las instituciones.

-

Critón trata de persuadir a Sócrates de la conveniencia de huir de Atenas y sustraerse a la muerte a la que ha sido injustamente sentenciado. Razona con Critón y le convence de que su deber ciudadano es acatar el dictado de la ley, aun cuando la fortuna le sea adversa y el fallo haya sido injustificado.

-

De ahí que ese diálogo de Platón sea conocido como Critón o del deber. Se trata de una lección sobre la integridad moral y los valores cívicos que sostienen una República.

-

Atendiendo al rechazo del EZLN a las modificaciones constitucionales que ha hecho el Congreso para plasmar los llamados derechos indígenas en la carta magna y prohibir todo tipo de discriminación, el gobierno de Fox ha lamentado presuntas "fallas" y omisiones en la decisión de esa soberanía.

-

Mal hizo el Presidente en inclinarse a complacer, apresuradamente y aunque sólo sea de palabra, los caprichos de un grupo que se ha colocado voluntariamente al margen de la ley y que se ha declarado en rebeldía contra las decisiones de quienes representan, con pleno derecho, la soberanía nacional.

-

En lugar de enviar como portavoz a una destacada especialista en "edificios inteligentes", el mandatario hubiera consultado a asesores jurídicos competentes.

-

Pregunta Sócrates: "pero, mi querido Critón, ¿debemos hacer tanto aprecio de la opinión del pueblo?" y más adelante insiste: "Si no me das razones más fuertes, debes persuadirte de que yo no cederé, aunque todo el poder del pueblo se armase contra mí y, para aterrarme como a un niño, me amenazase con sufrimientos más duros de los que me rodean: cadenas, la miseria, la muerte."

-

Y también: "nosotros, mi querido Critón, no debemos curarnos de lo que diga el pueblo, sino de lo que dirá aquel que conoce lo justo y lo injusto, y este juez único es la verdad".

-

Pero, se me dirá, la opinión que se publica señala que el Congreso hizo mal en no seguir al pie de la letra la llamada iniciativa de ley de la Cocopa, lo que, por cierto, es tanto como decir que hizo mal en legislar.

-

Sócrates argumenta: "¿Qué otra cosa son que consideraciones de ese vil populacho, que hace morir sin razón y que, sin razón, quisiera después revivir si le fuese posible?"

-

Ejemplo de las "consideraciones de ese vil populacho" es el artículo de la señora Guadalupe Loaeza, publicado en el periódico Reforma. La subcomandante Lupita cuenta que el viernes pasado dijo a unos estudiantes: "Hoy amanecí muy contenta porque el Congreso de la Unión aprobó antier (sic) la reforma de los derechos indígenas (sic, de nuevo). Ahora sí se pueden sentir en un país democrático (...) Finalmente los derechos indígenas aparecerán en la Constitución."

-

Pero, tras saber que el EZLN rechazó las reformas, la subcomandante mudó de opinión: "Me pregunto qué pensarán ahora esos mismos estudiantes cuando lean hoy el comunicado de Marcos donde anuncia (...) ‘que el EZLN no retomará el camino del diálogo con el Gobierno hasta que sean reconocidos constitucionalmente los derechos y la cultura indígenas de acuerdo a la llamada iniciativa de ley de la Cocopa.’ Todo esto quiere decir, que va de nuez."

-

Que dice "el vil populacho" que siempre no.

-

Mensaje para Fox, que corresponde a un pasaje en el que Sócrates hace hablar a la ley y a la República: "¿Qué Estado puede subsistir si los fallos dados no tienen ninguna fuerza y son eludidos por los particulares?"

-

"¡Qué! –dirá la ley ateniense–, Sócrates, ¿no habíamos quedado en que te someterías al juicio de la República?"

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Recordemos entonces el juramento del Presidente: "Guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen."

Ahora ve
Lady Di, en el recuerdo de sus hijos Guillermo y Enrique
No te pierdas
×