Mensajeros de la nueva economía

Para Estafeta, internet se ha convertido en uno de sus mejores aliados: vigila las rutas de los env?
Brenda Morales

Ya quedaron muy atrás aquellos tiempos en los que el envío de una carta o paquete, a través de los medios habituales, tardaba más tiempo del deseado por el remitente. Esta situación provocaba que la historia contenida en el sobre, por lo general, caducara para el momento en que el destinatario la recibía.

-

Ahora, las condiciones han cambiado en forma radical. En el marco de esta nueva época, las empresas dedicadas a la mensajería, que desplazaron a los tradicionales servicios de correo, han tenido que mejorar su calidad y sus tiempos de entrega en el afán diario de ofrecer una mejor atención y sobrevivir en un mercado tan competido. Para alcanzar esos objetivos, resulta indispensable contar con tecnología de punta y con el apoyo de internet.

-

Estafeta es una empresa mexicana que cuenta con 59 plazas interconectadas en línea –a través de fibra óptica y vía satélite–. Las sedes están organizadas en 300 puntos de venta que, utilizando sistemas de cómputo, se dedican a la recepción, venta y rastreo de envíos.

-

“En términos generales, somos una compañía nacional que se enfoca a la paquetería y la mensajería acelerada nacional. Aunque también ofrecemos cobertura internacional”, indica José Antonio Armendáriz, director general de Estafeta, firma que entrega envíos en más de 2,500 poblaciones y en más de 200 países en los cinco continentes.

-

El brazo tecnológico de Estafeta es la compañía Tecnología Virtual, la cual forma parte del mismo grupo empresarial al que pertenece la propia mensajera. Esta organización es dirigida por Eduardo Alessio Robles, quien explica que todos los paquetes que viajan por la red de Estafeta son rastreados desde su origen –y en cada uno de los puntos por donde pasan– hasta su destino final. Este control se realiza a través de tecnología de código de barras y utilizando lectores scanner de rayo láser, los cuales detectan y envían información desde el momento mismo en que se reciben los paquetes.

-

Los datos son transmitidos hacia un servidor de cada uno de los centros de clasificación, y de ahí hacia los servidores de internet –la firma posee cinco de estos equipos–.

-

“La página de internet le ofrece a nuestros clientes datos generales sobre puntos de entrega o recolección. Éstos se encuentran repartidos a lo largo de todo el país, así como en el sur de los Estados Unidos. El sitio también incluye una sección de cotizaciones en línea. Ahí, el usuario tasa sus envíos de acuerdo con las distintas modalidades de entrega. Un tercer bloque de información muestra la red de oficinas y sucursales de la compañía, los tipos de envíos que se ofrecen, las garantías disponibles y datos sobre el estado de los paquetes. Asimismo, los clientes pueden establecer contacto con la empresa sin tener que entrar a la página electrónica de Estafeta. A través del correo electrónico, los usuarios pueden recibir información sobre las condiciones de su envío,”, explica Alessio Robles.

-

Un nuevo ecosistema
Hace cuatro años, julio de 1996, Estafeta empezó a rastrear los envíos por internet. Según José A. Armendáriz, desde entonces, las iniciativas de desarrollo tecnológico han permitido que la compañía mantenga un crecimiento constante en ventas y en número de operaciones, en un porcentaje cercano a 15% anual. “Nuestros números han crecido de la mano del progreso tecnológico, y al mismo ritmo que las aplicaciones de hardware y software para este sector. Asimismo, la empresa, como parte de sus esquemas de automatización, también utiliza programas especializados que proporcionan estadísticas sobre el crecimiento del negocio y el número de envíos, así como otros datos comparativos que permiten observar el comportamiento de las actividades del negocio.”

-

Para Estafeta, sin embargo, el aprovechamiento de la tecnología y la explotación de internet aún encierran un importante potencial. En ese sentido, uno de los próximos proyectos de la firma corresponde a la creación de una tienda virtual donde los usuarios comprarán sus envíos masivamente, aprovechando la tecnología de código de barras y el programa operativo que utiliza la empresa de mensajería.

-

“En dicho establecimiento virtual, se generarán automáticamente las etiquetas premembretadas del cliente e inmediatamente se le enviarán. Este proyecto ya está en camino y estará orientado, principalmente, hacia a las organizaciones que realizan operaciones de comercio electrónico. De esta forma, Estafeta se convierte en el soporte de tales tiendas, ya que brinda recolección, logística y la unión de sistemas de cómputo”, añade el directivo de Tecnología Virtual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

“En ese sentido, cabe destacar que la firma ya trabaja con cerca de 70% de las tiendas virtuales, lo cual se debe a que la empresa proporciona suficientes facilidades tecnológicas y de información, acompañadas de servicio y garantías suficientes”, comenta Armendáriz.

Ahora ve
Kim Jong-Un asegura que Donald Trump pagará caro su discurso
No te pierdas
×