Mercado de dinero <br>Horizontes menos c

De cumplirse las predicciones macroeconómicas, todo apunta a una reducción de tasas en 1997. En es

En 1996, las tasas de interés registraron un importante retroceso con respecto al elevado nivel en el que se habían mantenido un año antes. Aún así, el mercado de dinero siguió ofreciendo atractivas oportunidades de inversión.

-

El rentista, es decir, aquel que busca certeza en relación con el nivel de rendimiento para el periodo en el que mantendrá invertidos sus recursos, encontró durante el primer trimestre del año una ocasión única para colocar sus excedentes en títulos de renta fija a plazo.

-

Los Cetes a un año, por ejemplo, otorgaron rendimientos nominales ligeramente superiores al 40%, lo que en términos reales representa una tasa cercana al 11%. En medio de una tendencia descendente de los rendimientos, estas operaciones a plazo resultaron muy rentables debido a que permitieron asegurar las mayores tasas de interés en todo el año. Esta modalidad tiene, sin embargo, una restricción: el monto mínimo de inversión ha de ser $500,000 pesos.

-

Los pagarés nominados en Unidades de Inversión (Udis) han ido ganando terreno como una modalidad adaptable a las necesidades de los rentistas y pequeños ahorradores y se presenta como una opción cada vez más viable. Además de representar una garantía contra el deterioro que sufren los recursos por el efecto de la inflación, éstos pagarés se han mostrado muy flexibles en cuanto a los montos mínimos de inversión, ya que se pueden admitir capitales a partir de 2,000 Udis o, incluso, $2,000 pesos, dependiendo de la institución bancaria. Los plazos varían a partir de los tres meses, sin embargo, los más socorridos son los de 90 días y un año, aunque tampoco convendría desdeñar las inversiones a dos años.

-

Para un rango de capital inferior a 500,000 Udis, durante 1996 los rendimientos reales en pagarés a 90 días se ubicaron hasta en 6.70%, en tanto que los pagarés a un año ofrecieron tasas de hasta 7.31%, en promedio. Estos mismos contratos a 90 días rindieron una tasa real compuesta de 6.80% y los fondos invertidos a un año garantizaron rendimientos ligeramente por encima del 8%, siempre que se hubieran realizado durante el primer trimestre del año.

-

En inversiones superiores a 500,000 Udis, las tasas se desplazaron hacia arriba, pues los pagarés a tres meses otorgaron tasas reales entre 6.80 y 6.90%, en promedio; mientras que a un año, estos rendimientos se situaron entre 7.40 y 7.50%.

-

Apuestas menos ventajosas
-
Los Certificados de Depósito (Cedes), así como los Pagarés y Aceptaciones Bancarias fueron el segmento del mercado de dinero que resultó menos atractivo. Estos títulos registraron rendimientos notablemente inferiores si se les compara con los observados por los Cetes y los pagarés nominados en Udis.

-

Debido al nivel que alcanzaron sus tasas nominales, que oscilaron entre 21.76% y 26.44%, o no recuperaron la pérdida ocasionada por la inflación, o lo hicieron parcialmente, de tal suerte que generaron tasas reales negativas o inferiores a 3.75%. Fueron, sin embargo, los Cedes, bajo la modalidad de tasas ajustables, los que registraron pérdidas en términos reales de hasta 1.84%.

-

Para los inversionistas, cuyo propósito es el de movilizar los recursos a fin de obtener los mayores rendimientos, el mercado secundario de dinero les ofreció oportunidades con títulos del gobierno y papel bancario, particularmente durante el trimestre enero-marzo, el mes de julio y finales de octubre. Mediante estas operaciones, se lograron rendimientos reales que van desde 9.8% hasta 12%.

-

Las modalidades de inversión en títulos de deuda, cuyos rendimientos se pagan con referencia a la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a 28 días, también resultaron ser una buena opción para invertir. Dentro de esta alternativa están comprendidos los Certificados de Depósito Bancario, los Bonos Bancarios, las Obligaciones y los Pagarés de Mediano Plazo.

-

Aunque aquellos títulos se distinguen entre sí por tener diferentes modalidades en las formas y plazos de pago —pueden revisarse en periodos de 7, 14, 28 ó 90 días—, por lo común la tasa se determinó con base en la TIIE más o menos 25 centésimas o, incluso, menos medio punto porcentual.

-

Para periodos de siete días, la TIIE arroja un nivel promedio, descontada la inflación, de 9.92%, lo que implica un rendimiento real entre 9.45% y 12.0%. Si bien esta cifra no es tan diferente de la tasa real de 9.64% que registraron los Cetes a 91 días o a la rentabilidad de 11.22% de los Cetes a un año, la ventaja adicional de la TIIE radica en la posibilidad de capitalizar intereses.

-

Un trimestre crucial
-
El proceso de ajuste que vive la economía nacional implica también la estabilización de las principales variables monetarias y financieras. La evolución de las tasas de interés y el tipo de cambio son fundamentales en este proceso.

-

Una ruta posible que pueden seguir las tasas de interés en 1997 podría caracterizarse por la reanudación, a partir de enero, de la tendencia descendente interrumpida estacionalmente en octubre de 1996, a fin de orientarse hacia un promedio anual de 22.85%.

-

Implícitamente, esa previsión supone un descenso en las tasas reales de interés, proceso que sería congruente con el propósito de alentar la reactivación de la economía.

-

Dentro de esta perspectiva, las inversiones a plazo, con tasa fija, seguramente rendirán los mejores resultados. Ya se trate de un inversionista, un especulador o un rentista, los mejores niveles de rentabilidad se podrán pactar en el primer trimestre del año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Es en este periodo cuando habrá que estar muy atento a la evolución de las variables macroeconómicas. De cumplirse las expectativas generadas, quien busque sacar el mejor provecho a su patrimonio apostando a este mercado tendrá que darse prisa y empezar a amarrar contratos por plazos superiores a los seis meses e incluso un año.

Ahora ve
Mayo de 2017 ha sido el mes con más asesinatos en México en los últimos 20 años
No te pierdas
ç
×