Mercado de dinero <br>Que seis meses no

Todo apunta a que en 1998 continuará la tendencia a la baja en las tasas de interés. De no haber m

En 1997, las tasas de interés en México mantuvieron la tendencia bajista que ya habían observado desde un año antes. En términos nominales, retrocedieron alrededor de 12 puntos porcentuales, pero las tasas reales continuaron ubicadas por arriba del nivel de 6%, más o menos dos puntos por debajo de los niveles de 1996.

-

Las oportunidades de inversión que ofreció el mercado de deuda nacional, en una situación caracterizada por la relativa estabilidad financiera, se abrieron en las operaciones a plazo con títulos del gobierno federal. En Cetes, por ejemplo, las inversiones a un año ofrecieron rendimientos reales del orden de 8.66%.

-

También las inversiones en títulos referidos a la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) constituyeron una buena alternativa, ya que la TIIE a 28 y 91 días rindió en promedio por encima de las emisiones de Cetes correspondientes a los mismos plazos.

-

Los pagarés y las aceptaciones bancarias registraron rendimientos inferiores a los Cetes, independientemente del rango de inversión. Tan sólo considerando a los montos superiores a $1,000 millones de pesos –los que reportan los mejores rendimientos–, las tasas reales que ofrecieron a 90 días apenas alcanzaron 5.41%, a 28 días 4.04% y a siete días 3.61%.

-

Con respecto a los inversionistas pequeños y medianos, los fondos de inversión ofrecieron oportunidades muy atractivas para obtener rendimientos competitivos. Si bien el promedio de la tasa real que arrojaron se ubicó en 3.15%, las diferencias entre los distintos fondos fue amplia y osciló entre una tasa de 1.48% hasta 8.20%, lo que depende en buena medida de la administración de los recursos.

-

Tan sólo 11 de los 106 fondos de inversión de deuda para personas físicas registraron rendimientos reales negativos (dos fondos registraron pérdidas en términos nominales). En todos los demás casos, la tasa fue positiva. En 21 fondos, el rendimiento real fue mayor a 4%; en 27 se obtuvieron tasas del orden de 3%; y en 26 fondos los rendimientos se colocaron en el rango de 2%.

-

Si se comparan los rendimientos de los fondos de inversión con las tasas brutas de los pagarés a tres meses, por rango de inversión se observan niveles muy aproximados. Por una inversión de entre $100 y $150 millones de pesos, los fondos ofrecieron 4.02% y los pagarés 3.96%; entre $250 y $500 millones de pesos, las tasas que pagaron fueron de 4.35% y 4.45%, respectivamente; mientras que en inversiones de $1,000 millones de pesos los fondos ofrecieron 4.21% y los pagarés 4.81%.

-

REACTIVACIÓN Y ¿ESTABILIDAD?
-
Cabe destacar que durante 1997 la evolución de las tasas transcurrió con relativa estabilidad, apoyada en la reactivación económica y en la confianza recobrada por los inversionistas extranjeros. Sin embargo, los factores de orden foráneo cobran mayor relevancia en la economía y los mercados financieros nacionales, por lo que las secuelas de la inestabilidad financiera internacional que surgió en el último trimestre de 1997 deberán considerarse en la toma de decisiones.

-

Si bien la crisis en el sudeste de Asia aún no toca fondo y sus expresiones han sido de carácter monetario y financiero, sin duda en 1998 revelará sus principales efectos en el ajuste de las economías de aquella región. Pero la movilidad del capital, en un mundo globalizado, afecta a todos los países y lo hace con particular intensidad en aquellas economías nacionales debilitadas o poco sólidas.

-

Por eso, la recomendación para 1998 es la de actuar con la conciencia de los riesgos presentes. En este sentido, la diversificación de las carteras, la mezcla de instrumentos y plazos, es una opción más que necesaria. A fin de delimitar los horizontes de inversión, es importante definir adecuadamente las necesidades de liquidez.

-

Si se considera la fortaleza de la economía nacional, siempre que los factores externos no impacten permanentemente, la tendencia de las tasas de interés será a la baja, por lo que será tan conveniente alargar los horizontes de inversión a seis meses y un año, como aprovechar los repuntes. En periodos de volatilidad, instrumentos indizados a la inflación, como los Udibonos, resultarán castigados en relación con el nivel que alcancen las tasas nominales como resultado de sus ajustes.

-

Otro aspecto relevante es la selectividad en la compra de títulos. Seguramente los títulos indizados a la TIIE reportarán grandes beneficios, siempre que se tenga el cuidado de elegir adecuadamente conforme a la fortaleza de la institución emisora. En congruencia con estos criterios, también reportará ventajas para el inversionista pequeño y mediano canalizar los recursos hacia los fondos de inversión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La compra directa de títulos, sean gubernamentales o bancarios, por muy atractivas que sean sus tasas de interés, siempre conlleva el riesgo de apostarle todos los recursos a un sólo instrumento.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×