Mexicanas y mexicanos

Nueve meses y las reformas del gobierno foxista siguen en el tintero.
Roberto Campa Zúñiga

En materia económica el primer informe de gobierno de Vicente Fox se desarrolló sin cifras espectaculares, pero lleno de justificaciones a los problemas generados por el desempleo y la falta de crecimiento, identificados como consecuencia de la desaceleración estadounidense. "Es una realidad que nuestra economía está sumamente vinculada a los principales motores de la economía mundial, hoy coincidentemente apagados. No obstante, gracias a una política económica responsable y a la confianza de inversionistas nacionales e internacionales en el trabajo de todos los mexicanos y mexicanas, hemos podido amortiguar los impactos, que en otras épocas fueron causas del derrumbe de nuestra economía", señaló el jefe del Ejecutivo.

- -

Para Francisco Estévez, politólogo del ITAM, el Presidente externó su frustración por los resultados arrojados en los primeros nueve meses de su mandato y, sobre todo, porque el Congreso no ha aprobado sus iniciativas, en especial la referente a la nueva hacienda pública distributiva.

- -

Aunque la inflación ha descendido a niveles nunca antes vistos en el país, según el especialista Javier Bonilla –director de Quántica Consultores– se vio un Vicente Fox preocupado por el peligro que corre su administración si no se aprueban las reformas. Él mismo lo señaló: "Convoco a los partidos políticos a no permitir que las diferencias [les] resten viabilidad. Estoy convencido de que si bien se pueden modificar, no se pueden perder por la incapacidad para ponernos de acuerdo."

- -

Un punto al que se le restó importancia fue que en lo que queda del año se tendrá que colocar el 55.1% del gasto programado, que no ha sido usado. El hecho para los analistas significa una esperanza de que reduzca su velocidad el camión del desempleo, que en 2001 se ubica en 2.44% de la población económicamente activa.

-

Ahora ve
No te pierdas