Mexplaza <br>La Batalla por el Consumido

El primer cybermall del país, hecho en Guadalajara, se está convirtiendo en un concurrido centro c

Al buscar un centro comercial para rentar un local, cuál se preferiría: uno ubicado en donde no “se paran ni las moscas” o aquél que goza de gran afluencia de potenciales clientes? La respuesta es obvia: cualquiera en su sano juicio optaría por lo segundo, pues una plaza concurrida multiplica las posibilidades de que los negocios sean visitados.

-

Con esta misma lógica, hasta mediados del presente año más de 70 firmas habían contratado un “local” en - Mexplaza, el primer centro comercial virtual del país y uno de los web sites más visitados en México, al promediar un millón de “visitas” al mes.

-

Para Jeffrey Fernández Rodríguez, coordinador general de Sistemas de Información de la Universidad de Guadalajara (UdeG) —institución que administra - Mexplaza—, el hecho de que un negocio se conecte a Internet y ponga su página empresarial, ya para publicitar sus productos o sus servicios, ya para promover su imagen, no es suficiente. “La clave es tener una estrategia para que la gente visite el sitio - web”, apunta.

-

Es ahí donde la estrategia de Mexplaza ha sido como la de cualquier centro comercial convencional. Sólo que en vez de usar tiendas ancla o salas cinematográficas para alentar el flujo de visitantes, cuenta con otros atractivos, como el Museo de las Culturas Prehispánicas, la Galería - Mexplaza y el Web Museum Mirror, la única copia “espejo” autorizada en México del Museo de Nicholas Puig. Además ofrece, como valor agregado, un servicio de aviso de ocasión, donde se pueden colocar gratuitamente anuncios de compra o venta de automóviles, de bienes raíces y hasta mensajes sentimentales.

-

Por sus atractivos y servicios adicionales, Mexplaza no es “una isla dentro del mar cibernético” sino “un pequeño continente”. Ahí los internautas hacen una parada casi obligada, afirma Fernández. Pero lo importante de esta escala es que “de paso van a conocer los establecimientos y se encuentran con que el servicio que antes tenían que contratar directamente en otro lugar, ahora lo pueden obtener en línea”, añade.

-

Sin embargo, Roberto Cerda, gerente de sistemas del Grupo Firme Plus —empresa de - autofinanciamiento que en febrero colocó su homepage en Mexplaza—, asegura que la mayoría de las entradas que registra el centro comercial de estudiantes, es decir, personas con poca capacidad de compra. - Fernández acepta esta observación respecto del tipo de clientes, pero añade que poco a poco la tendencia se ha ido modificando y que la composición de usuarios de - Internet está volviéndose cada vez más heterogénea.

-

Como sea, en su corta vida Mexplaza ya ha recibido dos reconocimientos internacionales. Uno es el - Top Shopping Award, concedido por The All Internet Shopping Directory, que maneja 5% de los mejores sitios - web en el mundo; el otro, el Top Survey, otorgado por Point Communication - Corporation de Nueva York.

-

Saltando a la red
-
Luego de haber arrancado en 1994 con los webs de otras empresas hermanas de la UdeG y con un par de compañías externas (una de ellas McGraw-Hill, que aún continua en línea), - Mexplaza contaba a principios de 1995 con 20 clientes y al finalizar el año con 40. Para este 1996 la meta es llegar a las 100 empresas, además de seguir creciendo en los servicios de correo electrónico, acceso a
- Internet, capacitación e integración de redes.

-

La cartera está integrada en su mayoría por compañías locales. Pero como en el - World Wibe Web no importa la ubicación geográfica del servidor —siempre y cuando se cuente con un buen acceso digital y un ancho de banda suficiente—, también se han afiliado corporativos nacionales - (Seguros Inbursa y Fondo de Cultura Económica son algunos) y firmas internacionales (como la estadounidense FTP Software o la nipona Samurai Dolls).

-

Aunque Fernández asegura que el servicio del web puede ser usado por todo tipo de empresa, sin importar el calibre, acepta que la mayor ventaja es para las más chicas, sobre todo para las que buscan oportunidades en los mercados internacionales. Con una inversión “mínima” (la tarifa básica es de $1,500 pesos e incluye la elaboración de una página de 500 palabras y tres imágenes, así como la renta del “local” por seis meses), una microempresa puede “hacerse ver a nivel mundial” y estar en “condiciones semejantes a la gran empresa”, que debe invertir miles de dólares para conectarse directamente a Internet.

-

Alimentos Extraídos, una pequeña fábrica de botanas de harina de trigo, es uno de esos casos típicos. Según su gerente general, Benjamín Medina Duque, la firma tapatía rentó en febrero un “local” en - Mexplaza para buscar nuevos mercados. Y aunque todavía le parece prematuro hablar de resultados, juzga que la decisión fue “buena”, pues han recibido solicitudes de información sobre sus productos, tanto de México como de Estados Unidos.

-

En realidad, el responsable del cybermall no promete que los resultados de los negocios vía - web se den de la noche a la mañana. “Este mercado apenas está en proceso de madurez y, poco a poco, se empiezan a dar transacciones y operaciones comerciales”.

-

Fortalezas y debilidades
-
Además de su equipo de expertos en desarrollo y diseño —que se va nutriendo con las “reservas” formadas en la UdeG—, la gran fortaleza de -Mexplaza es su infraestructura tecnológica.

-

Ubicado en el Centro de Cómputo de Alto Rendimiento (que también es el nodo principal de -Internet de la región occidente del país), el mall virtual trabaja con una supercomputadora cuyo costo fue cercano a $800,000 dólares. En caso de que ésta fallara, hay el respaldo de una segunda máquina, de forma que los clientes tienen la seguridad de que el servidor siempre va a estar funcionando. “Esta ventaja —asevera Fernández— no la tiene ningún área de competencia en México, porque cuando mucho tienen una sola máquina y un procesador -Unix”.

-

Para los que temen que pudiera darse un fraude en una transacción comercial a través de la red, los comercios tienen la opción —incluida en el costo del servicio— del servidor seguro. Este -server de la firma Netscape, encripta los datos que se transmiten entre la máquina del cliente y el servidor de -Mexplaza.

-

A pesar de estas cualidades tecnológicas, el directivo de Firme Plus asegura que, con frecuencia, el tráfico en este web -site se vuelve pesado. Pero para Fernández, ello tiene que ver con el aumento en las consultas, pues es por el explosivo crecimiento en la red que “los problemas de saturación se dan, tarde o temprano, en todos los proveedores de acceso comercial a Internet”. El funcionario de la UdeG vaticina que con la entrada al país de nuevas compañías telefónicas se tendrá un mayor ancho de banda en los enlaces a -Internet.

-

Lo que sí constituye un punto débil de Mexplaza es su área de ventas. “Técnicamente somos muy buenos y desarrollamos un producto notable; nuestro problema es venderlo”, admite con franqueza -Fernández. Además, reconoce que no cuentan con suficiente capacidad para darle atención a sus clientes y que tampoco han -atacado la capital del país, que es donde se concentra la mayor tajada del mercado.

-

En cuanto a su rentabilidad, asegura que la empresa es “autosuficiente”, si bien matiza que “este tipo de negocios en Internet no es algo muy atractivo”, por lo competido del mercado. Y la perspectiva es que la pelea crecerá: “La competencia puede llegar desde arriba, con una gran compañía telefónica que cuenta con toda la infraestructura y la fuerza económica; -pero también puede llegar desde abajo, con un estudiante recién egresado que contrate una línea digital, arme una PC con mucha memoria y empiece a ofrecer servicios de valor agregado.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Así, con más y nuevos enemigos al acecho, el reto para -Mexplaza es seguir conservando su lugar de líder. Después de todo, lo importante no es llegar, sino permanecer.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×