Mudarse de puesto y de país

10% de los ejecutivos extranjeros fracasan el primer año. Jack Keogh, experto en traslado de person
Tania Lara Ortiz

Como por arte de magia, la nueva casa de los Colby en Bosques de las Lomas estaba lista con sábanas, cortinas, platos y muebles desde el primer día que esta familia de California se mudó a la Ciudad de México. Al día siguiente, el camión escolar pasó por los niños Clark, Diana y Andrew, que fueron inscritos en la American School Foundation antes de que el padre, Clark Colby, fuera trasladado al Distrito Federal como director de Ventas de los automóviles Mazda en México.

- La residencia de los Colby tiene la ubicación perfecta porque está cerca de la escuela de los niños y de las oficinas de la filial mexicana. Y aunque tradicionalmente las amas de casa toman las decisiones de rentar una casa, inscribir a los hijos y arreglar los detalles de la mudanza, Diana Colby, la esposa del ejecutivo, se instaló en su nuevo domicilio sin preocuparse por el traslado. Esta mujer, nacida en Filipinas, disfruta su vida en esta ciudad, una de las más grandes del mundo, a pesar de que no habla español. “No me tengo que preocupar, porque Prudential nos cuida como si fuéramos niños”.

- Se refiere a la compañía que contrató Mazda en Estados Unidos para preparar al ejecutivo y a su familia para un cambio de país. La filial Prudential Relocation ayuda a 600 familias a mudarse hacia dentro o fuera de México.

- “Cada vez hay más gente que ingresa a México, pero está creciendo la cantidad de mexicanos que se mudan al exterior”, explica Jack Keogh, vicepresidente de Desarrollo Global de Personas de Prudential Relocation, una filial especializada en la mudanza anual de 45,000 ejecutivos alrededor del mundo.

- Por cada día de entrenamiento para el ejecutivo y su familia, las compañías pagan $2,000 dólares, sin contar el costo de otros servicios como la mudanza de los muebles, el alquiler de la nueva casa, las clases de idiomas para los familiares y un número telefónico de ayuda permanente para cualquier duda o problema que tenga la esposa y sus niños.

- En total, las estadísticas del Consejo Nacional de Comercio Exterior (NFTC, por sus siglas en inglés), calcula que el costo de la reubicación de un ejecutivo con su familia es de hasta $3 millones de dólares. Y precisamente porque es una gran inversión de las compañías, Prudential Relocation cuida cada centavo de las empresas.

- “Muchas compañías nunca miden el retorno de la inversión de sus ejecutivos en el extranjero. Es difícil medir el éxito, pero las pérdidas son millonarias cuando el ejecutivo fracasa en el extranjero”.

- Tal fue el caso de Donald Gleason, gerente de una fábrica en Estados Unidos, que fue trasladado hace dos años a México con la misión de mejorar la productividad de la planta en el Estado de México. Sin hablar español, este ejecutivo exitoso leyó sobre las faltas de control en la planta mexicana.

- A su llegada, cada error lo discutía con los trabajadores en lugar de tratarlos con los gerentes del área. Le gustaba un estilo informal: nunca usaba corbata, en las juntas pedía la opinión a todos e incluso subía los pies al escritorio.

- Pronto perdió el respeto de los gerentes y los obreros tampoco mejoraron su desempeño. Su paciencia se agotó y empezó a correr gente. Enseguida el sindicato convocó a una huelga.

- Al poco tiempo, los problemas empeoraron porque ni siquiera los reportes financieros llegaban a tiempo. La matriz de la fábrica decidió regresar a Gleason a Estados Unidos.

- “El fracaso del directivo en México significó una pérdida de $500,000 dólares a la compañía, pero sufrió un mayor quebranto por la baja productividad de los obreros, las dificultades con el sindicato y las malas relaciones con los proveedores”, relata Keogh.

- Esta situación no es extraña para el experto, que ha dirigido dos estudios mundiales sobre ejecutivos en el extranjero.

- “Es muy seguro que 10% de los ejecutivos fracasen en el primer año de la asignación en el extranjero”, explica el directivo irlandés.

- El estudio más reciente de la consultora Prudential titulado Muchos expatriados, muchas voces, cuantificó las pérdidas de un misionero en el extranjero entre cuatro y 11 veces el sueldo del ejecutivo en un año.

- “Pero es difícil ponerle número a los intangibles. Por ejemplo, si el ejecutivo extranjero trata con el secretario de Hacienda, también se dañan las relaciones diplomáticas de la compañía con el gobierno mexicano. O bien, si el directivo corre a un alto ejecutivo, otros empleados también dejan la empresa porque en México, los jefes se llevan gente con ellos”, explica Keogh, después de haber vivido 12 años en este país.

- La causa principal del fracaso es el choque cultural del ejecutivo. “Pero la razón más documentada del fracaso, está relacionada con las dificultades de la pareja no empleada para adaptarse emocionalmente a su nuevo domicilio. De ahí la importancia y el valor financiero de brindar apoyo a la esposa y sus hijos”, dice Mary Van den Heuvel, directora regional de Prudential Relocation en México.

- Por ejemplo, la esposa de Gleason, el ejecutivo que fracasó en México, pasaba todo el tiempo quejándose de México por teléfono con su familia y amigas. “Nunca hizo amigos y sus hijas de 12 y 14 años nunca quisieron vivir en este país”, relata Keogh.

- Para evitar que las empresas pierdan dinero con malos entendidos entre dos culturas distintas, Prudential da capacitación a los empleados que serán enviados.

- Por ejemplo, platicaron con la familia Colby para explicarles que en México es importante mostrar interés y aprecio por la gente, historia y cultura del país. Por otro lado, a los directivos de Mazda les recomendaron entrevistar a la familia para conocer su disposición para vivir en otro país y elegir a un ejecutivo de mente abierta, capaz de aprender de la nueva cultura en lugar de criticarla.

- “La Ciudad de México es un destino difícil por la contaminación, el tránsito y la percepción de la inseguridad. Pero fuera de eso, la gente es la más acogedora del mundo”, relata Keogh, quien asegura que esta ciudad fue una de sus mejores experiencias profesionales.
“En México, aprendí a manejar el caos”, menciona.

- Detrás de un gran ejecutivo…
Diana Colby, de 39 años, aprende español desde que supo que su marido sería trasladado a la capital mexicana. “He disfrutado mi estancia aquí por completo, porque hice amigos inmediatamente y me involucré en muchas actividades”, asegura Diana, después de recoger a sus hijos de las clases de gimnasia y futbol.

- Ella está ocupada porque contactó al club de mujeres asiáticas en México con el que se reúne semanalmente, también pertenece a la asociación de maestros americanos y se reúne con otras madres estadounidenses que viven en el Distrito Federal, como ella.

- Su actitud es positiva. “Es importante exponer a mis hijos a una cultura distinta y pronto serán bilingües”, dice entusiasmada.

- La historia de las parejas es fundamental para el éxito o el fracaso de sus maridos, de acuerdo con el estudio más reciente de Prudential Muchas mujeres, muchas voces.

- “Si la mujer depende del correo y de las llamadas es fracaso seguro”, anticipa Keogh. Para los especialistas, el pronóstico del buen desempeño del ejecutivo está relacionado con la adaptación familiar. En casos extremos, el cónyuge se vuelve alcohólico y los niños tienen conductas regresivas.

- “Todos los estudios de los últimos 15 años dicen que la razón por la que truenan las asignaciones en el exterior se debe a la incapacidad de la esposa para comprender la cultura del país”, afirma Keogh.

- Su colega holandesa, Mary Van den Heuvel considera que el éxito de la asignación internacional depende de los esfuerzos de la familia para crear una vida nueva en otro lugar. “La esposa debe ser creativa para resolver los problemas cotidianos. Por ejemplo, una estadounidense que acompañó a su esposo a Shanghai, compra zapatos en cada viaje a Estados Unidos y así, no tiene dificultades para conseguirlos en China”, relata el estudio más reciente de Prudential.

- Un servicio de lujo
Cada día de capacitación intercultural en Prudential cuesta $1,800 dólares y un paquete de dos días $2,500 dólares. Pero la consultora de Estados Unidos confecciona un precio para compañías que van a trasladar a muchos ejecutivos en los próximos años.

- Aunque el costo es alto, es conveniente gastarlo por las pérdidas que ocasiona un ejecutivo que fracasa. “Sé que las compañías tiene dificultad en gastar en servicios intangibles como en cursos de capacitación, pero vale la pena”, declara Keogh.

-  Pues aunque el ejecutivo logre terminar el periodo de la asignación, entre 16 y 47% de ellos no cumplen con los objetivos por los que fue enviado al país destino.

- De los que regresan a su país de origen, 25% abandona la compañía el primer año y otro 50% dejará el puesto al segundo año de regresar a su empleo original.

- Y es que cambiar de residencia, requiere inteligencia emocional para aceptar los cambios.

- Aun así hay compañías que opinan que tantos detalles para consentir al ejecutivo y su familia son exagerados. “Las multinacionales no son buenas para manejar asignaciones globales porque no saben a dónde ir y cómo”, explica Keogh.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Un estudio de la consultora Accenture comprueba la tesis del vicepresidente de Prudential Relocation: 73% de las fusiones y adquisiciones no alcanzan sus objetivos. “El fondo del problema es la cultura, pero las compañías envían ejércitos de abogados y peritos para resolver los problemas de sus filiales en el extranjero”, opina Keogh.

- Para él, la diferencia la marcan las empresas que desarrollan la inteligencia emocional de sus empleados. “La única constante es prepararlos para el cambio. Y ésa es el arma secreta de las mejores compañías”, asegura el especialista que atiende a más de 1,000 transnacionales cada año.

Ahora ve
Verdun Hayes es el hombre más longevo en completar un salto en paracaídas
No te pierdas
×