México apenas se mueve

Latinoamérica necesita más energía, pero las cerradas políticas de gobierno no permiten mejoras

La demanda doméstica de petróleo, electricidad y gas natural en América Latina continúa elevándose en línea con el crecimiento de la población y el incremento de la urbanización, sin olvidar que el mercado estadounidense también está hambriento de ellos.

- En vista de las ricas reservas de petróleo en México y Brasil, y de gas en los países andinos, las oportunidades de desarrollar energía son fáciles de ubicar. La habilidad de las empresas para aprovechar este potencial de manera exitosa sigue siendo estrecha, por la resistencia popular a la participación privada en esos sectores. Aun ante semejante oportunidad de negocios, no parece posible que los gobiernos de México, Brasil, Ecuador y Colombia logren este año avances en la liberalización de sus políticas.

- En términos de petróleo, México sigue siendo uno de los mercados más grandes (y más frustrantes) de la región: el sector es aún territorio prohibido para inversionistas extranjeros, las reformas se encuentran estancadas en el Congreso y se mantienen débiles las perspectivas para la adopción de las iniciativas propuestas por Fox.

- Mientras las ventas de Pemex y sus utilidades se dispararon 30% en 2003, la paraestatal entregó más de 60% de sus ganancias al gobierno, lo cual resultó en una pérdida neta total para la compañía, algo que se repite por sexto año consecutivo.

- Paralelamente, el gobierno trata de quitar restricciones a la industria del gas natural. La primera señal fue la entrega de cinco de los siete contratos de servicios múltiples (CSMS). Los convenios empaquetan subcontratos existentes (previamente descentralizados por separado para firmas privadas) en acuerdos individuales más atractivos.

- Los otros dos contratos no tienen aún protagonistas porque es demasiado débil el marco legal de los CSMS, sin olvidar la fuerte oposición política.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- “El gobierno puede volver a ofrecerlos con reglas similares o esperar hasta que haya una reforma que facilite el marco de referencia”, señala Jed Bailey, de Cambridge Energy Research Associates, una consultora con base en Boston.

- La industria eléctrica del país es una antigüedad. Los reportes muestran que para 2006 se deberá aumentar la capacidad de generación en 74% con el fin de evitar interrupciones del servicio a gran escala. Aun así, el monopolio del mercado mantenido por los servicios públicos –la Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro– permanece sin desafíos: controlan la distribución, pero están atadas al efectivo para expandirse lo suficiente.

Ahora ve
Un paseo por el remodelado museo Victoria & Albert de Londres
No te pierdas
×