México pega su chicle

Canel&#39s y Mexitrade buscan ampliar mercados.
Roberto Fuentes Vivar

Junto con parte del territorio mexicano, Antonio López de Santa Anna vendió a Estados Unidos el antecedente de una industria clásica del siglo XX: la goma de mascar. A 150 años de distancia, empresarios nacionales han iniciado una singular cruzada para recuperar el mercado global de este producto.

-

La más reciente noticia de que México pega su chicle fue la decisión de Roberto García Novaro, de Chicles Canel’s, de adquirir dos plantas dulceras en Estados Unidos, con lo que ampliará su capacidad de producción en 31 millones de toneladas.

-

Esta empresa, líder en el mercado hispano de goma de mascar en Estados Unidos, decidió fortalecer su presencia en aquel país y compró, por una cantidad no divulgada, una fábrica en Nueva York y otra en Oklahoma. La primera fue propiedad de Nabisco y produce la marca Now & Later; la segunda la adquirió de Farley’s and Sathers y fabrica Jelly Beans y Candy Corn.

-

La idea de García es consolidar a Canel’s como un competidor mundial. Actualmente, con sus tres plantas en México, exporta a más de 50 países.

-

Otro mexicano que chicle vendía es Mexitrade, empresa que invirtió en una planta procesadora de savia de chicozapote en Quintana Roo, y busca fomentar sus exportaciones.

-

Jorge Fong, director general de esa firma, considera que el mercado mundial para el chicle mexicano está abierto. Los productos de su filial, Natural Gum, entre los que se cuenta un chicle afrodisiaco, le reportan $8 millones de dólares sólo por concepto de exportaciones a países orientales.

-

A pesar de que el chicle se mascaba desde la época precolombina en México, la leyenda cuenta que la industria nació cuando el general James Adams miró a Antonio López de Santa Anna –desterrado en Estados Unidos– mascar una sustancia resinosa. Se interesó por ella e importó inmediatamente 2,300 kilos, dando así origen a la nueva goma de mascar.

-

En Quintana Roo la producción aumentó de 295,500 a 633,500 kilogramos en sólo un año. Ahí funciona la Unión de Productores de Chicle Natural, que  busca establecer un equilibrio entre el precio de venta y los costos de producción.

-

Pero la industria del chicle no se ha quedado en los pasos de Canel’s y Mexitrade. Hasta los académicos buscan nuevas fórmulas. Una de ellas es un proyecto desarrollado por los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, quienes crearon una goma de mascar anticaries con sabor a manzanilla.

-

Todo esto para que México nuevamente pegue su chicle.

Newsletter
Ahora ve
El auto perfecto para evitar el tráfico
No te pierdas