Neruda siempre Neruda

-

Un grupo por demás disímil de músicos se reunió bajo el rubro de Warner Music-Chile. Desde Joaquín Sabina hasta El Tri, pasando por Milton Nascimento, Javiera Parra o Los Fabulosos Cadillacs. ¿El propósito? Rendir un homenaje a Pablo Neruda a los 25 años de su muerte (1998). La tarea no fue fácil, tanto así que Marinero en tierra: Tributo a Neruda salió un año después.

-

Se dio a escoger un poema a cada uno de los artistas; el poema más cercano, con el que mayor identificación sintieran. Y así, uno a uno fueron desgranando los versos nerudianos con su muy personal interpretación. Por ejemplo, Fher (Maná) se hizo acompañar de una guitarra para decir “El viento en la isla”, mientras que el chileno Beto Cuevas (La Ley) canta y dice “Caballo de los sueños”, y El Tri roquea “El miedo”.

-

La voz pausada, de peculiar cadencia del propio Neruda también se escucha al declamar “Pido silencio” y “Alturas de Machu Pichu”, y Matilde Urrutia, su última compañera, recrea “Soneto XCIV”.

-

También desfilan por el disco los españoles Miguel Bosé, Alejandro Sanz y Presuntos Implicados; los chilenos Pedro Foncea, Canal Magdalena, Los Miserables y Santo Barrio; el grupo colombiano Aterciopelados; el brasileño Eduardo Darnauchans, y los argentinos Andrés Calamaro, Babasónicos y A.N.I.M.A.L.

-

Es este compacto un acercamiento diferente a la poesía; una forma inusual de apropiarse de los poemas, sin duda muy deleitable. Además, existen dos versiones: una la del compacto y la segunda que añade un cd-rom con biografía, imágenes, bibliografía y “Testamento de otoño”, de nuevo en la voz de Neruda.

Newsletter
Ahora ve
Una niña le “roba” el solideo al papa
No te pierdas