Nextel <br>¿Invitado de piedra?

Considerada en algún momento como uno de los fósiles de la industria de las telecomunicaciones, gr

La evolución tecnológica de los sistemas de radiocomunicación troncal (o trunking) tomó por sorpresa a todos, incluso a las autoridades reguladoras de la industria de las telecomunicaciones en México. Y es que los trunkings, esos sistemas antediluvianos de comunicación, se adaptaron al nuevo entorno más rápido que las leyes que los regulaban; hoy, con la migración general a plataformas digitales, representan una amenaza a la introducción de los nuevos servicios de telefonía digital y celular.

-

En Estados Unidos, Nextel, uno de los líderes a nivel mundial en el trunking, sigue enfrentando objeciones a la expansión de sus operaciones en mercados que estarían reservados a la telefonía celular.

-

Apenas el año pasado los cuestionamientos a Nextel en México involucraron a la Comisión Federal de Telecomunicaciones

-

(Cofetel), pues las empresas ganadoras de las subastas en el espectro radioeléctrico para la operación de servicios de telefonía digital pusieron en tela de juicio la estrategia publicitaria de aquélla.

-

Nextel asegura que su plataforma digital le permite ofrecer, al mismo tiempo, servicios de comunicación troncalizada, de radiolocalización de personas (paging) y enlaces con el sistema de telefonía fija. Se trata de un esquema de comunicación que amenazaría al mercado que persiguen compañías como Pegaso –sociedad entre la estadounidense Qualcom y el corporativo Televisa–, que ofrece servicios de telefonía digital.

-

La presión dio resultado. “Nextel corrigió su publicidad... Ahora los esquemas de trunking se desarrollan en un marco regulatorio adecuado y la evolución de las redes inalámbricas para flotillas se ve con buenos ojos”, comenta Eduardo Ruiz Vega, coordinador de asesores de Javier Lozano, presidente de Cofetel.

-

En 1995, antes de que entrara en vigor la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones, Nextel obtuvo concesiones para operar servicios de redes privadas inalámbricas en México. Pero a diferencia de las empresas de telefonía digital que ofrecen servicios de banda ancha (o Personal Communications Services, PCS), Nextel aceptó una contraprestación anual de 5% a favor del gobierno, sin tener que alinearse al esquema de pago total que se le impuso a los nuevos operadores de servicios inalámbricos vía digital.

-

La concesión de Nextel en México, aclara Keith D. Grinstein, presidente y director general de Nextel, es una concesión que se otorgó antes de que cambiaran las reglas en materia de telecomunicaciones. Muchas de las batallas que hoy se verifican en México, recuerda, ya se libraron hace más de 15 años en Estados Unidos. “México está al borde de una nueva era –dice Grinstein, en entrevista con Expansión –. Nos hemos enfocado en proporcionar los mejores servicios dentro de la red y continuaremos empujando para contar con un acceso más abierto y un juego parcial. El ganador final será el consumidor mexicano.”

-

Grinstein es determinante en este punto: “Por el monto del costo de nuestra licencia, la manera como adquirimos esto es diferente. Algunos negocios lo pagaron todo por adelantado; nosotros lo damos en pagos diferidos. Es muy importante establecer que no estamos obligados a pagar más de lo que nos corresponde.” De acuerdo con la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones, Nextel estaría en posibilidad de refrendar sus concesiones bajo los mismos términos, si obtiene la aprobación de la Cofetel.

-

Tras la consolidación
Con ventas mundiales hasta el tercer trimestre de 1998 por $1,255.1 millones de dólares, Nextel aumentó sus ingresos en 60% respecto de los $463.8 millones que registró hasta septiembre de 1997. Sin embargo, el camino no ha sido fácil. Las pérdidas operativas de la compañía se mantienen y, de acuerdo con sus datos públicos, hasta septiembre de 1998 sus pérdidas alcanzaron $800 millones de dólares ($200 millones más que en 1997). Hacia el cuarto trimestre de 1998, Nextel logró reducir sus pérdidas a $412.9 millones de dólares, mientras que el número de suscriptores a su servicio digital creció a 2.96 millones.

-

La feroz competencia en el mercado de servicios inalámbricos los ha obligado a introducir estrategias más agresivas, como reducir sus tarifas para llamadas de larga distancia en territorio estadounidense de 0.1 centavos de dólar por minuto a 0.09 centavos. No obstante, en Nextel confían en que, gracias a la tecnología digital desarrollada por Motorola –que les representó una inversión superior a $4,000 millones de dólares–, podrán competir contra los proveedores de telefonía celular. La llave mágica es el prometedor mercado de servicios PCS.

-

Los productos digitales, explica Grinstein, fueron desarrollados durante seis años por Motorola de acuerdo con especificaciones establecidas por Nextel; ello representó inversiones directas por $1,600 millones de dólares. En México, Nextel invirtió $400 millones de dólares, principalmente en la digitalización de la red. Grinstein señala que buscan consolidarse para enfrentar la creciente competencia.

-

Para amarrar su posición en el mercado de las telecomunicaciones, Nextel cuenta con la ventaja de que opera en un mercado donde las demás empresas de trunking viven en una etapa anterior, con tecnología analógica y sin la posibilidad, al menos en el corto plazo, de emigrar a sistemas digitales que les permitan ampliar su gama de servicios.

-

A finales de 1998, esta empresa realizó una reestructuración administrativa y Nextel absorbió a Tricom, empresa con sede en San Luis Potosí que ofrecía servicios de trunking vía analógica. “Nextel ha invertido mucho tiempo y dinero para transformar lo que fue Tricom en lo que hoy es Nextel (de México). Para lograr este cambio no sólo tuvimos que mejorar la tecnología; también la calidad de la dirección y la experiencia con los clientes”, dice Grinstein, quien hace 11 años trabajaba en AT&T.

-

A Grinstein parece aburrirle tener que aclarar que no buscan competir contra las compañías de telefonía celular. Pero ha sido esta afirmación la que resume casi todas las batallas libradas por esta compañía.

-

Tras las subastas para licitar las frecuencias del espectro radioeléctrico dirigidas a los servicios PCs, más de uno protestó enérgicamente ante Cofetel al comprobar que, sin las cuantiosas inversiones en la adquisición de frecuencias –que en algunos casos superaron los $200 millones de dólares–, Nextel ofrece servicios muy similares a los PCS.

-

Para Grinstein, sin embargo, no existe controversia en ningún mercado. “No competimos directamente (con la telefonía celular); nuestro objetivo es un segmento diferente.” El sistema de Nextel, continúa, combina varias características que no ofrecen los celulares. Y en este punto, Grinstein toma aire y enfatiza que gracias a su reciente alianza con Netscape, Nextel le permitirá a sus clientes conectarse a Internet sin problemas.

-

Caminos cruzados
A Nextel, admite su presidente, le gustan los caminos complicados, donde los competidores son menos y los avances tecnológicos determinantes. Por esta razón fue que McCaw Wireless, la empresa que fundó Nextel, decidió dirigirse hacia donde iba el negocio de las telecomunicaciones personales inalámbricas y no hacia donde se ubicaba en el corto plazo.

-

Al hablar del i1000, el nuevo teléfono de Nextel, Grinstein abandona toda modestia. “Con las capacidades que tiene este teléfono para acceder a la red telefónica, enviar mensajes digitales y ahora con la posibilidad de conexión al Internet, realmente se convierte en una herramienta empresarial.”

-

Sólo 2% de la población del mundo tiene acceso a las telecomunicaciones inalámbricas; sin embargo, Nextel estima que en el 2005, entre 15 y 20% de los mexicanos utilizarán sistemas inalámbricos de telefonía.

-

“Sólo queremos una parte proporcional de ese crecimiento”, dice Grinstein, en un tono que sugiere la posibilidad de conciliar los intereses de Nextel con los de las compañías celulares y de servicios de telefonía digital.

-

Sin embargo, la industria mexicana de telecomunicaciones no está conforme con las ventajas que la tecnología le ofrece a Nextel y a otras compañías operadoras de servicios trunking que podrían emigrar a plataformas digitales. De acuerdo con un documento de la Cámara Nacional de la Industria de la Telecomunicaciones e Informática (Canieti), los grupos de trabajo en este sector buscan que en las modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y en la elaboración del nuevo Reglamento respectivo se contemple una definición clara para las empresas que ofrecen servicios de trunking digital.

-

Además, las empresas de telecomunicaciones solicitan que Cofetel y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) precisen la definición de los servicios en este sector, independientemente de la tecnología que se utilice. El documento establece que hay redes públicas de telecomunicación en una misma zona geográfica que prestan distintos servicios especializados, tales como el trunking; en el mismo caso se encuentra la telefonía fija y la móvil.

-

“Dado que no existe una precisión de su condición y clasificación, los criterios de interoperabilidad quedan sujetos a la negociación entre las partes, generando un trato discriminatorio con redes similares”, se asegura en el análisis, que ya está en manos de las autoridades.

-

Por lo pronto, parece que las empresas de trunking, consideradas en algún momento como los fósiles de la industria de las telecomunicaciones, mantendrán su crecimiento y hasta podrían desafiar, una vez más, a los pronósticos más pesimistas.

Ahora ve
No te pierdas