Ángel rescatado

De víctima de la crisis a muestra del nuevo <i>boom</i> inmobiliario en la capital
Guadalupe Ramos Salmerón

Tres meses antes de que concluyeran las obras en la Torre del Ángel, ya estaban rentados siete de sus 14 pisos de oficina. American Express aprovechó la oportunidad de colocarse en una de las zonas más codiciadas de la Ciudad de México –en pleno Paseo de la Reforma– y firmó con la inmobiliaria Hines el mayor contrato de arrendamiento de 1999: una renta anticipada de 9,500 metros cuadrados.

- Y eso que la Torre del Ángel, a principios de 1999, estaba entre los bienes tomados por el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) como garantía por préstamos incobrables. Hines pagó $17 millones de dólares por ella –3% más que el segundo mejor postor– e invirtió $28 millones más para adaptarla a las nuevas exigencias del mercado inmobiliario. Contrató para la renovación a la firma Robert AM Stern Architects y al arquitecto mexicano Eduardo Terrazas. “Vale la pena invertir en un buen arquitecto y en mejores materiales de construcción –dice Daniel R. Dubrowski, director de Hines en México–. Somos expertos en administración y operación de edificios y eso nos hace diferentes”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El edificio ya atrajo también a Univisión que, al igual que American Express, tiene contrato por 10 años. La torre cuenta con 21 niveles, 14 de oficinas, seis de estacionamiento y uno comercial.

- No es la primera vez que Hines pega en el clavo. En 1991, Coca-Cola decidió comprarle todo el edificio que ahora ocupa –en Polanco–. Hines tuvo que volver a comprar a los otros clientes cinco de los 12 pisos del edificio, para vendérselos a la refresquera.

Ahora ve
Una probadita de Game of Thrones: llegó el nuevo tráiler
No te pierdas
×