No hay programa

-

Los espacios culturales en el país no están favorecidos ni por oráculos ni por horóscopos. Programa Centro de Arte comenzó como el proyecto independiente más prometedor para la promoción, producción y difusión de arte contemporáneo en la ciudad de México. Sus directores, Iñaki Bonillas y Stefan Brüggeman, junto con el apoyo del Gobierno del Distrito Federal –que prestó una bodega en desuso y específicamente rehabilitada para el ambicioso plan–, comenzaron con el pie derecho y bases sólidas.

-

Parecía ser por fin la fórmula para mejorar la oferta cultural sin representar una carga en el presupuesto de la ciudad, ya que recibía apoyo de donativos particulares, fundaciones culturales mexicanas y extranjeras e instituciones gubernamentales. Durante una trayectoria de tres cortos años, lograron realizar exposiciones que sirvieron para dar a conocer trabajos extranjeros e impulsar a artistas nacionales fuera de México.

-

Tirar a la basura este trabajo resulta más caro que la misma inversión inicial, pues el reconocimiento se olvida fácilmente, pero no se logra de la noche a la mañana (sobre todo entre los marcos de referencia internacionales). La importancia de la cultura, fuera de un discurso de promesas, parece una tarea difícil de explicar a políticos, pero no entender la pérdida de su inversión resulta inusitado. En una ocasión Programa estuvo a punto de cerrar; lo evitó gracias al apoyo del público y la comunidad artística. Se presenta una segunda ocasión. El gobierno quiere el espacio de regreso para remodelarlo como oficinas. La duda es si contaremos con una mejor oferta cultural o si se perderá la batalla contra nadie, porque esto es por el bien de todos ¿no?

-

Programa ha dado alojamiento en la ciudad de México a algunas exhibiciones importantes en materia de arte contemporáneo, como fueron Purple Lounge & Stars, The Vanishing City, Ruido Blanco Silencio Blanco, entre otras. Ahora no hay más programa.

Newsletter
Ahora ve
Perú enfrentará más lluvias fuertes
No te pierdas