No se ve, pero se siente

Ciba Especialidades Químicas: ajonjolí de todos los moles.
Verónica Baz

Aun cuando no encontremos los productos de esta empresa en los anaqueles de los supermercados, lo cierto es que una buena cantidad de artículos de uso cotidiano requieren de ellos: desde detergentes y blanqueadores hasta cremas humectantes, tintes para cabello y prendas de vestir. “Es muy probable que los usuarios no vean a Ciba en su vida diaria. Pero nosotros sabemos que los acompañamos en casi todos los momentos del día al producir artículos que mejoran la calidad de vida: por ejemplo, un motor de auto perfectamente bien lubricado, ropa sin cargas electrostáticas y muy blanca o un auto de color rojo con un brillo intenso, que no adquiere tonos naranjas con el tiempo”, asevera Miguel Merodio, gerente de Comunicación Regional de la firma.

-

A cinco años de haberse separado de Novartis, la multinacional se encuentra consolidada en el mercado de especialidades químicas. El corporativo cuenta con 64 plantas en 25 países y alrededor de 19,000 empleados; sus artículos llegan a más de 120 naciones. En 2001 sus ventas sumaron aproximadamente $5,000 millones de dólares.

-

En México, Ciba Especialidades Químicas es una de las organizaciones más relevantes en su área y emplea a 750 personas. La fábrica de Atotonilquillo, Jalisco, se especializa ahora en colorantes y en los productos para el cuidado personal y del hogar, mientras que en la de Puebla la firma  lleva a cabo la producción de aditivos para plásticos.

Ahora ve
Manifestantes contra Temer se enfrentan con policías en Río de Janeiro
No te pierdas
×