Nortel <br>Testigo silencioso

Esta empresa canadiense no tiene intenciones de competir como proveedor de servicios. Su apuesta est

A pesar de que la fusión de Unicom con Alestra podría haber implicado la desaparición de uno de sus clientes potenciales, Northern Telecom (Nortel) se mantiene a favor de la unión entre grandes empresas. De acuerdo con Jean C. Monty, presidente de esta firma, el resultado final de estos matrimonios son, siempre, empresas más fuertes y redes más completas. Y según confía el directivo, ello se traducirá en mayores oportunidades de negocios para Nortel.

-

Sin embargo, un factor a considerar será, por ejemplo, la fuerte integración que realizaron compañías como AT&T en la región latinoamericana, pues es muy factible que gran parte del equipo de Alestra sea comprado a Lucent -Technologies (una de las tres compañías en las que se dividió AT&T). Un caso reciente fue la compra e instalación del conmutador digital 5ESS, fabricado por Lucent, que controlará las operaciones de Alestra en la región norte de México.

-

Posicionada desde hace dos décadas como importante proveedor de infraestructura y, sobre todo, de conmutadores para redes públicas y redes empresariales, Nortel alcanzó en Canadá y Estados Unidos un lugar de liderazgo en este sector. Pero de acuerdo con Monty, desde hace unos cinco años el mercado de conmutadores alcanzó ya un buen nivel de madurez; ahora, el mayor reto de esta compañía canadiense —que forma parte del grupo Bell Canada Enterprises (BCE)— es penetrar nuevas áreas de negocio, como lo serían las redes de sistemas inalámbricos y las redes de transmisión en banda ancha. Las mayores apuestas de la firma son para ambas tecnologías que, además, tienden a unirse.

-

BCE se compone de varias unidades de negocios entre las que sobresalen dos: Nortel y Bell Canada (dedicada a proveer el servicio de telefonía local en ese país). En 1995 las utilidades de Nortel fueron $469 millones de dólares y sus ingresos ($10,670 millones de dólares) representaron más de 60% de los alcanzados por BCE. Sólo 52% de las acciones de Nortel le pertenecen a ese grupo. Según el mercado de valores de Nueva York, el valor de la compañía alcanza $13,000 millones de dólares.

-

Geográficamente, apenas 10% de los ingresos de Nortel provienen de Canadá, mientras que 50% lo hacen de Estados Unidos y 40% del resto del mundo. En los últimos años, la compañía se ha preocupado por ampliar el espectro de sus operaciones y para el año 2000 prevé que hasta 50% de sus entradas vendrán de negocios internacionales.

-

Hasta 1995, 40% de sus ingresos provenían del sector de conmutación para oficinas centrales, mientras que 15% lo hacía del área inalámbrica, 32% de redes empresariales y entre 10 y 12% de tecnologías de banda ancha. Mucho de ese crecimiento se debe a la globalización y la diversificación de los negocios.

-

Desde el 1° de enero de 1996, Nortel México pertenece a Nortel North America y ya no a la región del Caribe y Latinoamérica (CALA). En México, Nortel cuenta con 1,400 empleados: 1,200 en su planta de manufactura en Monterrey y 200 en sus oficinas del Distrito Federal. Mantienen programas de colaboración con el TEC de Monterrey y con el IPADE.

-

¿Hacia dónde va el mercado?
-
Cinco años atrás, Nortel vio que el mercado de conmutadores había alcanzado un buen nivel de madurez. Ello los obligó a buscar nuevas áreas de negocio para seguir aumentado su participación de mercado. De hecho, el mo­mento más delicado de estos cambios fue 1993, cuando la compañía sumó pérdidas por $884 millones de dólares al tiempo que ajustaba sus estrategias.

-

Hoy, Nortel planea cada aspecto de sus negocios —como la participación de mercado, las inversiones, recursos humanos— en ciclos de tres años que se revisan cada 12 meses.

-

Quizá el sector en donde mejor se percibe ese cambio es el área de investigación y desarrollo, pues en el último trienio Nortel invirtió $2,400 millones de dólares, en tres campos concretamente: redes de sistemas inalámbricos, redes de transmisión en banda ancha y conmutadores para redes de transmisión de datos en banda ancha. Pero fue hasta 1995 cuando los recursos canalizados sumaron $1,700 millones de dólares. Resulta claro que para esta firma el peso de la inversión en este sector tiende a ser más importante que el de manufactura.

-

La razón principal de los estudios es que el ciclo de vida de los productos en telecomunicaciones, como sucede en sectores como la informática, tiende a reducirse. Actualmente, Nortel demora entre tres y cinco años desde que planea un nuevo producto hasta que lo lanza al mercado, completamente terminado. Sin embargo, en ciertos casos el lapso podría acortarse a plazos de seis a nueve meses.

-

Como otras compañías, Nortel apuesta fuerte a la convergencia de tecnologías y el futuro apunta hacia el uso de servicios inalámbricos de transmisión en banda ancha, con redes de modo de transmisión asíncrono (ATM, por sus siglas en inglés), capaces de manejar voz, datos e imágenes. Sin embargo, Monty dice que el mayor impacto se dará en las redes empresariales y no en las redes públicas, como hace unos tres años creyeron otros participantes (como AT&T, Alcatel y Fujitsu). El directivo prevé que el sector que experimentará mayor crecimiento en el corto y mediano plazo será el de las redes inalámbricas, el cual creció 75% durante 1995.

-

La razón es que los costos de tal desarrollo sólo podrán ser solventados por grandes corporaciones, con necesidades específicas. Ahí es donde proveedores de servicios como Telmex o Avantel librarán en México una gran batalla. El siguiente paso será que este tipo de valor agregado llegue a los hogares. Un buen ejemplo de cómo se ha popularizado el uso de tecnologías con gran ancho de banda es -Internet.

-

Otra área de gran desarrollo será la telefonía celular y los servicios móviles, cuya penetración mundial promedia 7%, aunque en países como Suecia alcanza entre 18 y 20%. “Para algunos —señala Monty—, durante los próximos cinco años la penetración a nivel mundial llegará hasta 40%.”

-

Oportunidades con la desregulación
-
A pesar de su fuerte presencia en Norteamérica, en otras partes del mundo, como América Latina, Nortel ha mantenido un perfil bajo y, según lo asegura Monty, planean continuar así.

-

Para esta corporación, la región latinoamericana representa entre 7 y 8% de sus operaciones (es decir, unos $750 millones de dólares) y su ritmo de crecimiento anual es de 25%. Actualmente, las mayores oportunidades para esta firma en el subcontinente atacan el sector inalámbrico y las redes empresariales. La competencia de Nortel en la región la conforman Lucent Technologies, Alcatel (que pertenece a France Telecom), Siemens, Ericcson, NEC, Motorola y Nokia.

-

No obstante, para el directivo Nortel ha jugado un papel importante en la desregulación del mercado latinoamericano. El caso de Avantel, en Mé­xico, sería un buen ejemplo. En nueve meses, dice Monty, se creó una red de fibra óptica de 5,300 kilómetros orien­tada a dar servicios empresariales con capacidad para transmitir voz, datos y video.

-

Quizá por ello, Monty evita cualquier debate en torno a los pro y los contra de la licitación de concesiones telefónicas. “La desregulación del mercado de telecomunicaciones está sucediendo en China, Estados Unidos, México, Francia... No se trata de estar a favor o en contra, sino de preguntarse cuándo y qué tanto se desregula. A nivel mundial, este proceso es necesario para acelerar el desarrollo y la penetración de las telecomunicaciones.”

-

El directivo niega que sea perjudicial para el mercado mexicano la desaparición de competidores y recuerda el caso de Gran Bretaña, cuando hace unos años se desreguló el mercado de telefonía local. Para mantener su ventaja, British Telecom comenzó a ofrecer mayores servicios. “En México pasará lo mismo: Alestra, Avantel y Telmex buscarán ofrecer servicios de valor agregado a sus clientes.”

-

Sobre los riesgos que representa operar en países como México, donde es difícil prever las condiciones económicas a mediano y largo plazo, Monty acepta que los riesgos de la inversión en mercados emergentes están ahí, aunque en muy pocos casos han llevado al fracaso de una operación. “La razón es que las -telecomunicaciones son un catalizador del crecimiento.” Para subrayar la importancia del sector, el directivo recuerda que alrededor de $3,000 millones de dólares se invierten cada semana en infraestructura de telecomunicaciones.

-

Por otra parte, Nortel planea permanecer como proveedor de equipo. “No nos interesa ser un proveedor de servicios ni invertir en un -carrier, a menos que sea por poco tiempo y que el porcentaje de -participación sea pequeño. No deseamos competir con nuestros clientes.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En México, con su equipo cubren cinco de las nueve regiones de la red de Iusacell en banda A. La red de Avantel, que será de hecho la primer red alterna de fibra óptica, quedará terminada en agosto próximo. Monty recuerda que queda pendiente aún la petición de concesión hecha por Iusacel para la transmisión en la banda de 450 Mhz y Nortel apoya los esfuerzos de la solicitud.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×