Otra pieza de la colección

-
Verónica Ortiz

“Orient Express no es una compañía hotelera, más bien se dedica a coleccionar hoteles y trenes alrededor del mundo”, dice Felipe Espinoza, representante de la firma en México, refiriéndose a la nueva adquisición: Maroma Resort and Spa, en la Riviera Maya.

-

Este lugar es el proyecto de José Luis Moreno, un arquitecto que en 1976 viajó a Cancún para formar parte del equipo que erigiría la ciudad. Durante su estancia, descubrió una plantación de cocos, la compró y construyó un pequeño hotel estilo residencial.

-

Espinoza no es pretencioso al asegurar que la firma colecciona hoteles, pues aclara que la misión ha sido adquirir propiedades que tengan conceptos completamente distintos de los tradicionales. Así es como ha comprado 40 propiedades de lujo en 15 países del mundo.

-

El turno de Maroma fue en marzo pasado, luego de cinco años de administración de Moreno. Orient Express adquirió 75% de la propiedad por $7.5 millones de dólares.

Las instalaciones tienen 57 habitaciones con tarifas que van de $360 a $1,000 dólares la noche, lo cual lo hace un lugar de descanso para viajeros de la talla de Tony Blair, ministro de Gran Bretaña, artistas internacionales y empresarios que quieran desconectarse por completo de la civilización.
Newsletter
Ahora ve
Ivanka, la hija de Trump, tendrá una oficina en la Casa Blanca
No te pierdas