Otro México

Reescribamos la historia. ¿Y si elegimos la soberanía sobre los recursos y no sobre las empresas?

El marco jurídico de la energía de México se creó a mediados de los años -50, durante la presidencia de Adolfo Ruiz Cortínez. Es una legislación que, -desde cierto punto de vista (que no es el de los especialistas), aprieta, pero -no ahoga. Por ejemplo, el presidente Fox presentó en septiembre una propuesta -que permitirá que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad inviertan junto -con capitales privados... en Perú (y cualquier país que no sea México).

- “Estas son las contradicciones que no se entienden”, dice Juan Antonio -Bargéx, ex secretario de Hidrocarburos. “Tenemos que hacer un replanteamiento -de la legislación y la política energética; una reinvención total”.

- Bargés ha lanzado una cruzada para defender la participación del capital -privado desde el Instituto Mexicano de la Competitividad IMCO). Ha desgranado -ante 500 notables, lo más alto de los 100 empresarios más importantes de -México, políticos pro y anti reformas y académicos, una presentación de -cuatro horas que muestra los beneficios que tendrían para el país la -inversión privada en refinación, el gas natural y la petroquímica. -Prudentemente, deja sin tocar el delicado asunto del crudo.

- Bargés calcula que una inversión total de 150,000 millones de dólares –la -cifra estima las necesidades de inversiones de México en esas actividades, -inaccesibles para Pemex, con y sin reforma de su régimen fiscal– tendría un -impacto directo de 3 puntos porcentuales en el crecimiento anual del Producto -Interno Bruto (es decir, este año creceríamos por encima del 5%). Esto, sin -tomar en cuenta los efectos indirectos sobre la rehabilitación de las -constructoras y demás compañías involucradas. Generaría ingresos fiscales -–procedentes ya no sólo de Pemex, sino de todas las compañías participantes– -de $200,000 millones de dólares en ocho años. Estos recursos financiarían la -educación, la salud o la infraestructura del país. Propone una apertura sería -del 100% a la inversión privada en refinación y petroquímica (negocios donde -no existen rentas). En el caso del gas natural, el 51% de la propiedad debería -ser Mexicana, con o sin Pemex. “Es la principal oportunidad de México para -incorporarse a la globalización”.

- Canadá, Brasil o Noruega ya lo hicieron. Sus casos muestran mejores -prácticas a seguir para evitar descalabros como el de la privatización -bancaria, que costó un rescate de 70,000 millones de dólares y una banca en -manos extranjeras.

- En Canadá operan 800 empresas petroleras. La soberanía se entendió como la -gestión de los hidrocarburos a través de un regulador estatal, que diseña -concesiones y reglamentación para explotación de hidrocarburos.

- El primer paso en México sería necesaria la creación de un directorado del -petróleo, formado por expertos independientes. “Sólo entonces el Congreso y -la sociedad mexicana sabrán qué hay que cambiar, si hay algo que cambiar, en -la Constitución”, explica el analista George Baker.

- En caso de darse una reforma que permitiera la inversión privada, este -directorado licitaría las concesiones, fijaría las regalías y los derechos. -“Sería el depositario del recurso natural y el ente regulador”, explica -Luis Ramírez Corzo, que ganó en 2000 un premio de ingeniería petrolera con su -tesis sobre la reforma del sector energética. “Un cuerpo colegiado que -hiciera las asignaciones que ahora le tocan a la Secretaría de Energía, -independiente del Consejo de Administración de Pemex”.

- Ramírez considera que una vez culminados los procesos de reforma del -régimen fiscal y la obtención de autonomía de gestión, la empresa podría -sacar a bolsa 20% del capital. Las acciones no darían acceso al patrimonio de -la empresa, tal como sucede en Petrobras de Brasil, que tiene 49% de su capital -en manos privadas. Pemex tendría así recursos para prepararse para competir en -un proceso de apertura gradual del sector a la inversión privada.

- Ramírez juega con las paradojas. Sostiene que es imprescindible lograr una -apertura a la inversión privada “ordenada, inteligente y oportuna” con el -fin de “evitar la privatización”. Porque una crisis obligaría al país a -vender las reservas como se vendieron los el ferrocarril o los bancos.

- La ventana de oportunidad está abierta ahora, reflexiona Ramírez. Los -legisladores ya saben del tema, ya han aprendido y tienen conciencia del -problema. Muchos de ellos han recibido la presentación de Bargés.

- Hay acuerdo en que Pemex necesita recursos y México, inversión en el sector -energético. Los especialistas advierten que la transformación va a llevar -años.

- El Banco Mundial ha recomendado que si el país va a dedicar un esfuerzo -significativo a llevar a cabo reformas, éstas se negocien en paquete, mediante -un pacto que unifique a todas las partes en una visión de país. “Deberían -ir juntas la fiscal, la energética y la laboral”, afirma Bargés.

- Ramírez echa un vistazo a la ciudad de México desde el piso 44 de Torre -Pemex. El Congreso tiene en sus manos la reforma al régimen fiscal de Pemex y -una iniciativa para dar a la empresa mayor autonomía de gestión. Habrá que -empezar por el principio.

Newsletter
Ahora ve
Reino Unido descarta cambios en el nivel de alerta antiterrorista
No te pierdas