PAN. No más migajas

&#34Al quedarme claro que no siempre iba a ganar el PRI, pensé en la importancia de tener otra alte
Zacarías Ramírez T.

Las elecciones de agosto de 1994 fueron únicas no sólo porque ocurrieron en un año singular. También por sus resultados, que sorprendieron hasta a los priístas y produjeron desánimo entre amplios sectores de la sociedad, que vieron así cancelada la oportunidad de un cambio político en México.

-

Pero fue una ilusión óptica: el cambio, no se canceló, al contrario, entró en su etapa de instrumentación; hay cuando menos alguien que así lo entiende, como entiende también que para un cambio se prepara cambiando. Ese alguien es el Partido Acción Nacional (PAN), el único en claro ascenso, que en este año ha ganado dos de las tres gubernaturas disputadas y que ha mostrado que puede capitalizar las debilidades de sus oponentes, incluido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), a quien sin embargo no le declara la muerte electoral... por ahora.

-

"Nos estamos preparando para ganar la presidencia en el año 2000", han dicho pública y reiteradamente los dirigentes panistas. Y lo están haciendo. Han empezado por construirse una estructura nacional, una imagen pública y readecuar su añeja doctrina -"pero sin cambiar lo esencial"-, en lo que llaman, precisamente, Redimensión 2000. "El partido ahora es más grande y tenemos que adaptarnos a esto", coinciden en señalar los dirigentes panistas, por lo que se han formado comités para mejorar la imagen, estructura y consistencia de los planteamientos del partido.

-

Al terminar su gestión como gobernador de Baja California, el lo de noviembre de este año, Ernesto Ruffo -cuyo primer problema al llegar al gobierno, según Irma Campuzano, autora de Baja California, en tiempos del PAN, fue la falta de equipo para formar su gabinete- tendrá entre sus funciones capacitar a los cuadros aspirantes a gobernadores e incluso a quienes ya están gobernando (por ejemplo en Jalisco). Y es que, se reconoce en el partido, es patente la falta de experiencia.

-

El joven diputado David Vargas, uno de los responsables de diseñar las propuestas económicas y actualmente integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara, no tiene empacho en aceptar que, a partir de la nueva posición en que los colocó el electorado hace un año, han hecho de un grupo de asesores económicos, cuyo primer contacto se estableció en los preparativos de un debate, que nunca se realizó, entre el ahora presidente Ernesto Zedillo y Diego Fernández de Cevallos, que con ese fin se ausentó de su campaña por algunas semanas.

-

Pan electrónico. Desde hace tiempo, las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) panista en la capitalina colonia Del Valle se han quedado "cortas" ante las necesidades que les impone el crecimiento.

-

Ya desde el periodo del inédito debate de mayo entre los candidatos a la presidencia -cuando a juicio de muchos se produjo el gran despertar de Fernández de Cevallos, que lo colocaría en segundo lugar en las votaciones-, la estructura organizativa del PAN mostró tanta estrechez como la agenda del presidente del partido, Carlos Castillo Peraza, que, a decir de los autores de El Jefe Diego, Luis Méndez Asencio y Pedro Reygadas, no se daba abasto para atender embajadores, altos funcionarios y empresarios que andaban en busca de "información de primera mano".

-

En la oficina de comunicación aceptan que entonces tenían problemas de comunicación interna y externamente. Por eso, añaden, ahora se está tratando de unificar acciones y posiciones, de evitar errores políticos ya que, ante la falta de canales de comunicación propios, en los comités estatales se enteraban de las decisiones que se tomaban en el partido a través de la prensa.

-

Como en las demás áreas, la intención final es la profesionalización, pues el partido ha dependido en gran parte del trabajo honorario de sus militantes. Para los medios de comunicación, con los que la relación dista de ser tersa, la información se transmite ahora vía satélite, a un costo mucho menor que los desplegados en los diarios. Mediante una serie de nuevos sistemas -teletexto, teledatos, fax automáticos y diskettes- no sólo es posible que si el CEN da una instrucción de movilización nacional desde la ciudad de México, ésta se acate en el mismo momento, sino que, explican, "nos permiten en las jornadas electorales tener resultados propios, confiables, concentrados y rápidos". De acuerdo con los planes, en este mes de agosto el PAN estará en Internet.

-

Y si alguien en el PAN -tradicionalmente considerado un partido poco popular- tenía dudas respecto de cuáles son los canales de acercamiento político con la ciudadanía, a partir de mayo de 1994 para todos quedó claro que la televisión, sin proponérselo, le dio a ese partido un servicio que ni el mejor equipo de propagandistas podía organizar. El debate fue crucial -escribe Víctor Manuel Reynoso, investigador de El Colegio de Puebla, en La voz de los votos porque ante unos 30 millones de espectadores, por primera vez en la historia del país, "un candidato priísta aceptó considerarse, de hecho, como igual a sus adversarios", y perdió. Los "trabucazos" de Diego Fernández a Cuauhtémoc Cárdenas y a Ernesto Zedillo quedaron sin respuesta, escribieron los autores de El Jefe Diego, quien en cambio se dedicó a repartir "regalos malditos" en cada una de sus intervenciones, acorraló a sus sorprendidos adversarios y, en suma, ganó. Y ahí se definió, según algunos analistas, la suerte de él y de su partido en las elecciones, y en éstas, a su vez, lo que sería el PAN del futuro próximo.

-

El voto turquesa. Si al PRI lo mantiene en pie el voto verde, rural, el voto del PAN es predominantemente urbano. A los estados que gobierna llegó con los votos de los sufragistas de sus capitales. Sin embargo, como parte de su redimensión, está trabajando en la "creación y desarrollo de organizaciones campesinas, impulsando en éstas la práctica de la doctrina humanista del solidarismo y la subsidiareidad".

-

Para ello, ha planteado el Documento Base de Promoción del Campo, difundido internamente en febrero pasado, donde está programada la implantación del ámbito agrario en la estructura del partido, para lo cual se involucrarán a los gobiernos panistas, estatales y municipales, e instancias legislativas federales y locales. Entre 1996-1998 está prevista la "consolidación del proyecto", a través de la capacitación y de "potencializar los liderazgos" entre las organizaciones campesinas e indígenas. Para el lapso 1999-2000, según el documento, el PAN deberá "tener una imagen comprometida y conocedora" de la problemática del campo, así como "un alto involucramiento en el tejido social que propicie una activa participación campesina e indígena en el cambio". La segunda parte de dicho documento incluye un "Manual de Organización y Operación", para uso de los promotores.

-

Tal como a Acción Nacional no le inquieta la sobredemografía y reprueba los métodos de anticoncepción -una de sus posturas morales que, según amplios sectores, lo acercan a los grupos y organizaciones más conservadores de la sociedad mexicana-, con esa misma mística da la bienvenida a sus nuevos "hijos", militantes de recién ingreso que han impactado las cifras totales, extraoficialmente en 200,000, sobre todo después de las elecciones.

-

Los grandes saltos en el número de sus militantes ocurrieron en 1990 (de 59,000 a 74,000 miembros), en 1993 (de 103,000 a 130,000) y en 1994-95 (146,000 miembros hasta febrero de este año). Una buena señal pero también un riesgo, hasta ahora no resuelto, y que les puede hacer recordar su pasado reciente, cuando una corriente -los "broncos" del norte del país, también llamados neopanistas- produjo un conflicto interno que desembocó en un desprendimiento importante, al pugnar por una radicalización del partido respecto del gobierno, una "oposición oposicionista", que contradecía a los "dialoguistas". Un vaivén del que Acción Nacional no ha salido, que lo hace blanco de múltiples críticas de sus oponentes políticos y que constituye el punto en donde las diferencias entre sus dirigentes actuales están mejor marcadas.

-

En este escenario, la labor de Castillo Peraza sería la de conciliar la ideología tradicional panista (inspirado en uno de los mejores ideólogos del PAN, Efraín González Luna) con el eficientismo electoral y de gobierno, es decir, lograr el justo medio entre pragmáticos e ideólogos. 񓟭 es el año en que Acción Nacional deberá resolver si se abre e incorpora a personalidades de diversas tendencias para formar un frente amplio, o si se mantiene en su pureza ideológica y pelea con sus propias armas", señala a EXPANSIÓN Vicente Fox. Para Juan Molinar, investigador de El Colegio de México, no hay que esperar tanto para responder a ese dilema: ejercer el poder, afirma, hará que el PAN abra sus esquemas y se ajuste al perfil de la sociedad mexicana en su conjunto.

-

La alacena panista. Como concepto político, la Revolución Mexicana ya da muestras de un cansancio irreversible usada como fuente de inspiración y marco de gobierno. Como síntoma o consecuencia de ello, el nuevo protagonismo del PAN está presente en una interpretación distinta de aquel movimiento social, concebida hace 55 años por un liberal cristiano de gran inquietud política, novel funcionario de los primeros gobiernos postrevolucionarios: Manuel Gómez Morín. Él vivió etapas importantes de su formación ideológica en Chihuahua y Guanajuato, dos estados hoy gobernados por el partido que imaginó y creó en 1939 y que un par de décadas después, uno de ellos, Guanajuato, se convirtiera en una de las sedes de un movimiento fascista, el sinarquismo, que pugnaba, en palabras de uno de sus dirigentes -citado en el diccionario de Humberto Mussachio-, por "un orden social cristiano" inspirado en extremismos y la intolerancia dominantes en la ultraderecha europea. Estas ideas marcaron para el PAN -que en los 40 estableció vínculos de colaboración y aportó candidaturas para los sinarquistas organizados ya como partido político- uno de los capítulos más grises de su historia.

-

La investigadora Soledad Loaeza -quien ha generado polémica al decir que el PAN trae "en las alforjas la intolerancia, el conservadurismo más renegrido, la incomprensión más profunda de lo que puede ser la diversidad social"- destaca el que Acción Nacional se desarrolle "de manera espectacular" en las crisis. Sus contendientes, PRI y PRD, han abierto una brecha que ha sido aprovechada por el PAN, que tiene ahora la oportunidad que el Frente Democrático Nacional no supo aprovechar después de las elecciones de 1988: la consolidación como fuerza viable para relevar a un partido oficial que se agota.

-

Pero Acción Nacional, como acepta el gobernador Fox, está a prueba: debe demostrar que también sabe gobernar y no sólo ser oposición. Por lo pronto, el optimismo es alto y las encuestas hechas por el propio partido entregan resultados felices en los procesos electorales que faltan en este año en 11 estados del país. Esos buenos augurios señalan que habrá "sorpresas" positivas en Aguascalientes, Chiapas y Zacatecas.

-

Los hechos: el PAN gobierna ya a 24% de la población del país, que suma 91 millones de habitantes este año, calificado por una revista extranjera como el "año pivote" que permitirá que este partido se proyecte políticamente hacia el 2000, cuando la población sumará, según las proyecciones de CONAPO, 100 millones de mexicanos, mayoritariamente jóvenes.

Ahora ve
Esta exposición muestra lo que nunca habías visto en los 70 años de Ferrari
No te pierdas
×