Perfumes <i>Annick Goutal</i>

-

En 1985, el Grupo Taittinger, los del champán, el cristal de Baccarat y los hoteles Concorde, decidieron crear una división de artículos de alto lujo que complementara a su ancestral producto. Una de las líneas que deseaban era una marca de perfumes, y les tomó un año encontrar la ideal. Jean Taittinger recibió la noticia de una hermosa mujer que tenía una nariz extraordinaria y una pequeña tienda de perfumes en París. Cuando entró a la boutique, se enamoró de Annick Goutal y su concepto de perfumería.

-

Esta dama, que en su juventud fue modelo y premiada pianista, se encontró de repente separada, con una bebé y padeciendo cáncer de mama. Entonces empezó su camino en el negocio, desarrollando durante siete años un olfato privilegiado y creando aromas que expresaran, como la música, sus emociones. Más de 80% de sus ingredientes son naturales y las botellas reflejan su niñez, en la dulcería de su padre, donde envolvía los chocolates en encaje y papeles de fantasía. Tiempo después de su muerte, su hija sigue creando fragancias con el mismo principio: el lujo se encuentra en el detalle.

Brigitte Taittinger, presidenta de Annick Goutal Parfums, visitó México para introducir los productos en El Palacio de Hierro, como parte de su estrategia mundial. La idea, que se inició en Nueva York en almacenes como Sak’s, es ofrecer sus artículos en pocos lugares, para no sobreexponer la marca. “Si quieres hacer un negocio fuerte, con una imagen sólida, necesitas tiempo, paciencia, dinero y tener mucho cuidado.”
Newsletter
Ahora ve
Conoce el nuevo veto de EU a algunos dispositivos electrónicos
No te pierdas