Perspectiva de País: México

-

SUMARIO: Las campañas por las elecciones legislativas de Julio interrumpirán la elaboración de políticas durante la primera mitad del 2003. La Unidad de Inteligencia del “The Economist” no espera que ningún parido gane la mayoría, aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI)  pudiera forjar alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), lo cual mejoraría sus oportunidades. El gobierno continuará con políticas económicas ortodoxas, particularmente reduciendo el déficit fiscal, controlando la inflación y administrando la deuda. Sin embargo, no esperamos que las autoridades traten de reducir la inflación a cualquier costo, así que la restricción monetaria no sería draconiana. La presión de los gobiernos de los estados y de los legisladores para incrementar el gasto durante el período previsto será considerable, pero no prevemos un gran desliz fiscal.

-

POLITICA DOMESTICA: Aunque el Congreso aprobó el presupuesto del 2003 con pocas enmiendas a mediados de Diciembre, no esperamos mucha cooperación entre el legislativo y el ejecutivo durante la primera mitad del año. Las campañas para las elecciones del 6 de julio, para la Cámara de Diputados ya ha comenzado, aunque solo extraoficialmente. Como resultado, es dudoso que cualquier legislación substantiva  será aprobada durante la temporada legislativa que va de Marzo 15 a Abril 30.

-

RELACIONES INTERNACIONALES: La repentina renuncia de Jorge Castañeda como Secretario de Relaciones Exteriores en Enero no cambiará en forma fundamental la dirección de la política exterior del gobierno. El énfasis por jugar un papel internacional más activo y enfocarse en la promoción de la democracia y los derechos humanos, continuará .

-

TENDENCIAS DE POLITICA: La actividad legislativa permanecerá lenta y mayormente inefectiva hasta finales del 2003, y posiblemente después, aun si el PAN logra ganar la mayoría en la Cámara Baja  en las elecciones de julio del 2003, dado que el Senado queda bajo control del PRI. Lo anterior debilitará (pero no seriamente) la confianza de los mercados en la economía mexicana y, consiguientemente, afectarán al peso, la inflación y el precio de los bonos. El gobierno se enfocará en impulsar los ingresos públicos a fin de parar el endeudamiento del sector público y en reestructurar el gasto público a fin de mejorar la asignación de recursos.

-

CONTEXTO INTERNACIONAL: Predecimos un crecimiento de los EU del 2.4% en 2003, resultado de una débil consumo privado y una perspectiva desalentadora con respecto a la inversión y las exportaciones. Aun así, esperamos que la demanda de los EU por exportaciones mexicanas aumentará, pero el crecimiento de las exportaciones permanecerá por debajo de los niveles registrados en la segunda mitad de los 90s, y con ello el PIB de México en su conjunto. A pesar de una mayor competitividad de precios debida al fortalecimiento del euro, las exportaciones a la UE (Unión Europea)- con quien México también tiene un Tratado de Libre Comercio- difícilmente repuntarán en forma sustancial, pues dicho bloque comercial se encamina a otro año de pobre crecimiento, de tan solo 1.3% en 2003.

-

CRECIMIENTO ECONOMICO: Según datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el PIB creció 1.8%, anualizado, en el tercer trimestre de 2002, cayendo de 2.1%, anualizado, en el segundo trimestre. Esto trajo el crecimiento promedio para los primeros nueve meses de 2002 a tan solo 0.6%, anualizado. El desempeño económico dependerá fuertemente del desarrollo del entorno externo, sobre todo de los EU. Las exportaciones deberían crecer, llevando a un fortalecimiento del PIB a finales del 2003 y en 2004. Esperamos que el crédito para gastos de capital y el endeudamiento del consumidor se elevará gradualmente, facilitando un crecimiento balanceado en el periodo. El crecimiento del PIB se fortalecerá en 2003 y deberá llegar a cerca del 3% en 2004.

-

INFLACION: La inflación alcanzó 5.7% en 2002, excediendo el 4.5% original fijado por Banxico y el gobierno. El alza en la inflación refleja el debilitamiento del peso que empezó hacia el final de la primera mitad del 2002. Exceptuando un choque externo, y asumiendo la continuación de una debilitada demanda doméstica balancee las presiones inflacionarias de la depreciación de la moneda, esperamos que la inflación alcance 3.3% para finales del 2004%.

-

TIPO DE CAMBIO: Después de alcanzar su nivel mas fuerte contra el dólar de EU en términos reales desde 1993 (un año antes de su colapso a finales de 1994), en 2001, el peso se ha depreciado desde mitad del 2002. En términos reales, sin embargo, el peso permanece fuerte según estándares históricos. Esperamos que el peso se debilite a medida que las entradas de capital disminuyan debido a la falta de significativas reformas estructurales en el frente doméstico y las dificultades e incertidumbres que enfrentan los inversionistas globalmente. Una caída importante de los flujos de capital o en los ingresos por exportaciones llevaría a una más rápida tasa de depreciación.

-

SECTOR EXTERNO: Datos preliminares del Banco Central muestran que el déficit de cuenta corriente se redujo de $11.3bn USD a $9.5bn USD (equivalente a 2% del PIB estimado del período) en los primeros nueve meses de 2002. El déficit de cuenta corriente se ampliará ligeramente durante el período proyectado a medida que las importaciones aumentan en línea con el crecimiento económico, pero el incremento no planteará una amenaza a la estabilidad macroeconómica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Traducido por: Gerardo R. Herrera Villanueva

Ahora ve
Un voluntario cuenta lo que pasó por su mente tras el sismo en México
No te pierdas
×