Pesa menos la deuda

La capacidad de la industria para generar divisas es básica para liquidar la deuda y no sólo redoc
Alejandro Castillo

No cabe duda de que, después de la crisis, las autoridades hacendarías han hecho un buen manejo de la deuda pública externa. En estos tres años, han aprovechado la circunstancia en que se encuentran los mercados financieros internacionales –donde hay excedentes de recursos– para ampliar los plazos y reducir el costo de los compromisos que tiene el gobierno con el exterior.

-

Sin embargo, ese avance se ha utilizado para rechazar la posibilidad de ajustes necesarios en el tipo de cambio; así sucedió también con el efecto que tuvo la renegociación de la deuda externa durante el salinismo, cuando las concesiones logradas con gran esfuerzo propiciaron la aparición de nuevos desequilibrios que llevaron a la crisis de 1994.

- -MAYOR PLAZO Y MENOR COSTO
-
Gracias a la decisión de las autoridades hacendarías de buscar cada vez mejores condiciones para el cumplimiento de la deuda externa, la situación en que se encuentra el país en estos momentos es sustancialmente diferente, en comparación con la vulnerabilidad en que se hallaba en 1994. -

Lo anterior no quiere decir que el problema de la deuda haya quedado resuelto. De hecho, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda externa total del país pasó de $139,818 millones de dólares en diciembre de 1994, a $157,548 millones al cierre de 1996. La deuda del sector público creció de $85,436 a $98,285 millones, con lo que aportó 72% del incremento que se observó en la deuda total.

-

La diferencia radica en que ahora la deuda se encuentra a plazos más largos: mientras en 1994 la de muy corto plazo representaba 31% de la deuda pública total, al término de 1996 significó apenas 5%.

-

Para lograr esa importante modificación, las autoridades financieras han actuado con consistencia. El primer paso fue la negociación con el gobierno de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) de créditos de emergencia para disponer de recursos que permitieran cubrir el vencimiento de los Teso bonos en circulación –que eran instrumentos de corto plazo ligados al tipo de cambio–, y que antes de la crisis llegaron a sumar hasta $29,000 millones de dólares.

-

A partir de entonces, se logró captar financiamiento de los mercados internacionales mediante diversas acciones, de modo que en enero de este año, con el pago de $3,500 millones de dólares, se liquidaron los $12,000 millones que habían sido proporcionados por el gobierno estadounidense. Incluso, de acuerdo con la SHCP, en el primer trimestre de este año se logró un desendeudamiento neto por $3,251 millones de dólares.

-

Ahora se anunció que se pagarán anticipadamente –el 6 de agosto próximo– las notas bancarias a tasa variable que, emitidas un año antes, formaron parte de las operaciones que permitieron “jalar” recursos para pagar el paquete de apoyo estadounidense. Esas notas sumaron $6,000 millones de dólares y, además del interés variable, contaban con la garantía de los flujos de divisas generados por las exportaciones de petróleo.

-

Gracias a ese pago anticipado, el país será menos vulnerable a los cambios en las tasas, disminuirán los montos que se amortizarán en los próximos años, se extenderá de 2.6 a 6.8 años el plazo de vencimiento de estos recursos y se reducirá su costo, de una tasa de 8.39% a una de 7.98%.

-

Considerando la información disponible, se concluye que tanto el sector público como el privado tienen montos de vencimiento que pueden ser cubiertos. El año que resultaba más pesado era 1997 y hasta el momento no se advierte el riesgo de incumplimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Por supuesto, lo anterior no debe llevar a ignorar la siempre latente posibilidad de cambios en el contexto internacional, que en caso de ocurrir producirían algunas dificultades. Tampoco debe llevar a concluir que el tipo de cambio actual es el adecuado. No se debe perder de vista que la política cambiaria puede ser un importante instrumento de apoyo al desarrollo industrial y que la capacidad de la industria para generar divisas es básica para liquidar la deuda y no sólo redocumentarla, como se ha hecho hasta ahora.

Ahora ve
30 datos de Lionel Messi a sus 30 años
No te pierdas
ç
×