Pese a todo

Un entorno hostil no impide que crezca el talento. ¿Qué pasaría si tuviéramos otras condiciones?

El proyecto 30 promesas en los 30 nació hace seis  años con el objetivo de señalar a aquellas personas cuyos talentos, trayectoria y logros les auguran un largo recorrido. La selección tiene algo de arbitraria (¿por qué se incluye al director general de una multinacional pequeña y no a un camaronero exportador de Sinaloa?), pero esos son los retos que hacen de esta lista un proyecto emocionante: uno nunca sabe con qué se puede encontrar.

-

En los últimos años, para dar rigor al listado, hemos tratado de afinar el proceso metodológico. Progresivamente incorporamos al mecanismo de selección a empresas cazatalentos, escuelas de negocios y consultoras. Este año el intercambio de correos electrónicos entre quienes proponían y el rebote de ideas ha sido enriquecedor. “Creo que está ahí de paso, y no por méritos” era un comentario suficiente para eliminar a un candidato; las votaciones repetidas que algunos han recibido –los casos de Carlos Labarthe y Carlos Danel, de Compartamos, o el de José Antonio Meade, son claros-.

-

Para sorpresa de la redacción, los más votados han sido personas del sector público. Sin duda, la tarea del equipo reclutado por la Secretaría de Hacienda está haciendo algunas cosas al gusto de la comunidad financiera y empresarial. El financiamiento parece empezar a llegar al sector vivienda y al campo –y no precisamente gracias a la banca comercial–. Un grupo creciente de personas vinculadas al sector financiero puede terminar por llamarse “los chicos de Gil”.

-

Esta visibilidad de los funcionarios públicos también es una señal de las limitaciones que encuentran nuestros emprendedores para traspasar la barrera fundacional. Los motivos son conocidos: limitado acceso al crédito y en un ambiente regulatorio, fiscal y laboral altamente hostil. ¿Cómo es posible que Grypho, una marca mexicana, compita para algunos clientes con el diseño internacional y no pase de un proyecto pequeño?

-

Este listado, si demuestra algo a 10 años de la entrada en vigor del TLC de América del Norte, es que quedaron atrás esos días donde dos decenas de personas altamente cualificadas gobernaban el país. La mejora de las escuelas mexicanas de negocios y la internacionalización de la enseñanza han logrado, para quienes pueden permitírselo, elevar el nivel profesional de los cuadros medios. Cualquier visitante que llega a México tras 10 años de ausencia expresa su sorpresa por este hecho.

-

Dada la parálisis legislativa y la falta de dirección del gobierno, este es uno de los ejercicios en los que se ve que pese al mal ambiente de negocios –echemos un vistazo a la posición de México en cualquier comparativo de competitividad mundial–, la generación que vivió todas y cada una de las crisis recientes está haciendo cosas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los editores

Ahora ve
Hispana grabó incidente racista en una tienda Walmart de Arkansas
No te pierdas
×