Petroquímica: cambio de estrategia

-
Leopoldo Eggers

Tras 20 meses de debates y presiones, el esquema quedó listo: se bursatilizará la propiedad de los complejos petroquímicos, Pemex Petroquímica (PP) se dividirá en un grupo de entre cinco y 15 nuevas empresas y Pemex mantendrá el control efectivo con una participación mayoritaria de 51% de su capital social, mientras que el 49% restante se colocará en el mercado de valores para su libre suscripción.

-

Llama la atención que el cambio en la estrategia fuera tan bien recibido por la mayoría de las empresas mexicanas o de capital extranjero agrupadas en la Sección Petroquímica de -Canacintra y en la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), en tanto que los opositores al cambio de estrategia fueron sólo algunos dirigentes de organismos cupulares, consultores internacionales y grandes consorcios estadounidenses interesados en adquirir los complejos productivos de Pemex y, con ellos, una posición de predominio en el mercado -petroquímico mexicano.

-

Si los objetivos básicos del programa de desincorporación eran la promoción de nuevas inversiones, el aumento de la capacidad productiva instalada, la modernización tecnológica y el desarrollo de -clusters petroquímicos más numerosos, eficientes y competitivos, la nueva estrategia contiene mayores elementos de racionalidad y congruencia que el esquema anterior.

-

En el modelo previo por lo menos la mitad de las inversiones esperadas se destinarían a adquirir las plantas existentes, recursos que en el mejor de los casos Pemex dirigiría a sus actividades de exploración y refinación, y no a la industria petroquímica. Otra porción significativa se ocuparía en la modernización y -reestructuración operativa de los complejos para separar, segmentar o adecuar los procesos de producción a los -intereses de los consorcios empresariales que ganaran las subastas de compra. Además, los cambios en la estructura competitiva del sector provocarían incertidumbre, sobre todo en materia de abasto y políticas de precios, afectando los horizontes de planeación y, con ello, las decisiones de -inversión, particularmente de las pequeñas y medianas empresas, lo que contribuiría a consolidar las tendencias concentradoras y la estructura oligopólica del sector.

-

Por el contrario, en la nueva estrategia Pemex plantea detonar una inversión de $500 millones de dólares para ampliaciones urgentes de la capacidad instalada y obtener $1,100 millones por la venta del 49% del capital social de las nuevas empresas que resulten de la reestructuración. Al día siguiente del anuncio, algunas de las principales corporaciones petroquímicas -mexicanas, como Alpek, Idesa y Cydsa, anunciaron inversiones por más de $1,000 millones de dólares en la construcción de nuevas plantas procesadoras de óxido de etileno, propileno, estireno y ácidos tereftálicos, en tanto que las filiales de importantes -consorcios alemanes, franceses e ingleses manifestaron su inten­ción de incrementar sus programas de inversión, además de participar en la compra de acciones del capital social de las PP.

-

De igual modo, agrupaciones de pequeños y medianos empresarios expresaron que esa decisión mejorará sus perspectivas de inversión en el corto y mediano plazo. En todos estos casos se está hablando de inversiones que se destinarán a la ampliación de la capacidad instalada y al mejoramiento de la competitividad del sector. Según el titular de la Secretaría de Energía, la nueva estrategia podrá atraer entre $5,000 y $6,000 millones de dólares en inversiones nuevas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Al mantener Pemex el control de las empresas -petroquímicas, se aseguran el abasto y la conservación de políticas de precios más equitativas, por lo que las empresas petroquímicas dispararán sus inversiones para crear encadenamientos hacia adelante, es decir, hacia la producción de bienes semiterminados y finales, más atractivos aún que la petroquímica secundaria, en virtud de que incorporan mayor valor agregado y son menos sensibles a las oscilaciones de los ciclos internacionales. Otro aspecto importante es el anuncio de que las nuevas empresas recibirán el mismo tratamiento fiscal que cualquier empresa privada. Con esto, se asegura que las inversiones futuras de las empresas se programen en forma independiente en función de sus propios recursos y su propia gestión financiera.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×