Pitney Bowes. El correo vive

Pese a la devaluación, esta compañía estadounidense, que llegó al país atraída por el TLC, se
Ivette Estrada

Aunque a veces da muestras de agotamiento, el viejo correo continúa con vida. Y si bien no ha logrado modernizarse al ritmo de otras vías de comunicación, tiene sus fieles devotos entre millones de personas físicas y empresas.

-

La empresa estadounidense Pitney Bowes Inc es la cara moderna del correo. Con ventas anuales de $3,200 millones de dólares, la proveedora de franqueadoras quiere intervenir en la automatización del Servicio Postal Mexicano (Sepomex) y ganar más clientes privados en el país en rubros como franqueo, doblado, inserción en sobres, cerrado y clasificación de la correspondencia.

-

"Contamos con los equipos y sistemas necesarios para una efectiva automatización", anota Douglas Gourley, director general de Pitney Bowes de México. "Es la solución de hoy, cuando existe más trabajo y menos recursos humanos y materiales", agrega.

-

Esta compañía, obvio, es una apasionada defensora del correo directo, la herramienta que le da vida y... mucho negocio. "Es el sistema de comunicación más personalizado y confidencial, el que permita captar nichos específicos de mercado", narra Gourley, y recurre a una metáfora: "El mailing es similar a un rifle: das en el blanco predeterminado, mientras los otros medios publicitarios son como escopetas, ya que abarcan otras áreas".

-

Lo cierto es que en Estados Unidos el correo directo es utilizado activamente por 40% de las pequeñas empresas para promover servicios, dar a conocer ofertas o nuevos productos e incluso para cobrar. De ahí que Pitney Bowes no limite su negocio a la venta de máquinas de automatización de correspondencia (rubro en el que Gourley asegura que participa con 87% del mercado estadounidense y 55% del mundial), sino que ha dado el paso hacia la asesoría en envíos y manejo de papelería relacionada.

-

Javier Siminovich, director comercial de la firma, especifica: "La asesoría a nuestros clientes es parte de una estrategia de desarrollo que busca dotarles de mayor competitividad y penetración de mercado en el empleo del correo".

-

Paloma mensajera. Ciertamente, la estrategia parece funcionar: hoy día, Pitney Bowes cuenta con alrededor de 4,000 clientes en México, en todos los ramos de actividad.

-

Aunque también es cierto que si se compara esta cifra con la cartera de clientes que tiene al norte de la frontera (1.3 millones), puede apreciarse claramente la potencialidad del mercado mexicano. De ahí que la firma, atraída por la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), haya invertido $4 millones de dólares en la creación de infraestructura, desarrollo de franqueadoras y adaptación de productos y componentes en pos de la conquista de este territorio.

-

Como importadora neta, de todos los equipos, Pitney Bowes no debe haber encontrado en la devaluación su mejor amiga para llevar a cabo su cometido. Pero Gourley indica que ya trabajan en la creación de una arrendadora de equipo que permitirá convenios en dólares con tasas de interés anuales de 25%. "Es una posibilidad para facilitar el acceso a esta tecnología", agrega.

-

Siminovich justifica la relación costo beneficio como una inversión redituable. "La automatización del correo no sólo elimina todos los pasos manuales en los envíos, sino que da sustanciales ahorros, ya que el franqueo imprime exactamente lo que se necesita y las básculas electrónicas del equipo actúan como calculadoras postales."

-

No sólo el TLC fue el imán que atrajo a la compañía a suelo azteca. Parte igualmente trascendental fue la intención gubernamental de comenzar a desincorporar a Sepomex, con el que ahora trabaja para desarrollar nuevas tecnologías en correos, nuevos productos y servicios postales de todo tipo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Más a mediano plazo, el plan específico de Pitney Bowes es actualizar la base nacional de datos con direcciones y códigos postales para, paulatinamente, integrar en México el correo híbrido y eliminar así cualquier proceso manual en la correspondencia. Por supuesto, esto no significa terminar con el noble y tradicional oficio del cartero.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×