Polonia <br>Camino sin retorno

Desde una economía cerrada y protegida, actualmente Polonia puede ser un buen socio comercial para

Hoy por hoy, Polonia es una de las economías más pujantes del otrora bloque socialista, con crecimientos de hasta 7% de su Producto Interno Bruto (PIB) y un consistente proceso de privatización en diferentes sectores.

-

Con un programa definido, tanto en plazos como en objetivos, esta nación se perfila como una de las que pueden concretar realmente la transición hacia la apertura económica y comercial, que le permita igualarse al resto de los países europeos. Por ejemplo, dicho programa, aprobado por el parlamento y diseñado a mediano plazo, tiene como meta que en el año 2000 ostente un PIB similar al de las naciones vecinas, con un nivel de industrialización sólido y relaciones económico-comerciales diversificadas.

-

En este último sentido, uno de los puntos importantes para los polacos es fortalecer la relación con México porque, al igual que el resto de los países europeos, se sienten un tanto desplazados del territorio azteca a raíz de los lazos establecidos entre las naciones de América del Norte con la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC).

-

Entrevistados por EXPANSIÓN, Tadeusz Górecki y Pawel Józefowicz, consejero y agregado comercial de la Embajada de Polonia en México, respectivamente, señalan que desde principios de los 90, y luego con la aplicación del TLC, México mostró desinterés por desarrollar contactos con bloques y países de otros continentes.

-

“Parece que ahora el gobierno mexicano se está dando cuenta de que existen otros mercados interesantes. Así, por ejemplo, busca el acuerdo con la Unión Europea (UE), lo que significa que hubo demasiado encantamiento con Estados Unidos y ahora desea diversificar”, señala Józefowicz.

-

“Falta agresividad”
-
Ya en concreto, Górecki confiesa que las relaciones México-Polonia realmente no han sido intensas, que el intercambio comercial es muy bajo desde la existencia del bloque socialista e incluso después, con las transformaciones en Europa Oriental. Ejemplifica: a principios de este decenio, la balanza comercial bilateral apenas sumaba $100 millones de dólares; luego del ingreso de México al TLC, y aunado a la crisis económica de este país, el intercambio bajó a menos de $60 millones.

-

Aún así, Polonia se ubica entre los primeros países de la actual Europa centro-oriental, por arriba de Rusia, en su intercambio comercial con México.

-

Górecki aclara que el incremento de 2,000% en las exportaciones -mexicanas a su país el año pasado, fue producto de la devaluación, mientras que las ventas polacas a territorio mexicano no tuvieron mayor variación.

-

Los diplomáticos expresan que, en todo caso, existe un gran potencial para el intercambio. Polonia ofrece productos agrícolas, metalúrgicos, químicos y farmacéuticos, herramientas y maquinaria en general. Jósefowicz explica que las máquinas polacas, por ejemplo, ya son conocidas en diversas áreas industriales -mexicanas, tanto del sector público como del privado. Entre ellas destacan ferrocarriles, energéticos, textil y -metalmecánica; hace poco más de 10 años Polonia vendió una serie de bienes para este último rubro lo que, según él, puede intensificarse ante la necesidad de renovar equipos en el país.

-

Y, más allá de esto, Górecki opina que en general existen diversos campos que pueden ser aprovechados por ambos países para invertir y hacer negocios. “Sin embargo, falta agresividad tanto para concretar inversiones como para exportar e importar.”

-

Intereses similares
-Así, el consejero comercial considera necesario intensificar la relación, independientemente de los acuerdos comerciales que puedan concretarse en el futuro, como el de la UE y México.

-

Su confianza se fundamenta en que observa que los intereses de los dos países son similares: aprovechar las ventajas, tanto para producir determinados bienes como para invertir en la otra nación; lograr una presencia más sólida en los respectivos territorios y ampliar las relaciones comerciales más allá de sus propias zonas de influencia. “Por ello, hay que tratar de compaginar los intereses y los esfuerzos de cada una de las partes.”

-

Ejemplifica que así como México ya es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y está próximo a iniciar negociaciones con la UE, Polonia busca convertirse también en miembro del primer organismo y en cuatro años más será admitido en la UE.

-

Mientras tanto, opina, se puede trabajar según la situación que hasta ahora priva en el mundo y actuar como lo establecen los organismos internacionales, aun cuando todavía no sean miembros de éstos.

-

Vale recordar que en los años 70, México y Polonia firmaron un acuerdo de intercambio técnico y comercial, pero desde 1986 no se reúnen las comisiones mixtas. “Estamos interesados en reactivar eso y no esperar a un acuerdo UE-México; cada país debe ver lo que más le conviene para sostener y fortalecer las relaciones bilaterales”, sostiene el diplomático.

-

Definitivamente hay mucho por hacer, explican los representantes polacos y enumeran una serie de ventajas con las que hoy cuenta su país como para convertirse en un buen socio comercial. Entre ellas, indican, el trabajo continuo y en muchos frentes para lograr la plena transformación política, económica y social. Esto va desde la apertura al capital extranjero —en que se puede invertir tanto en sectores productivos como en bienes raíces—, un proceso de privatización que involucra incluso al sector financiero y la adecuación del país a las normas internacionales de producción y comercialización, hasta las facilidades para el libre comercio con cualquier nación.

-

Górecki insiste en que la situación política y económica de Polonia desde 1989 se ha transformado totalmente y no existe ningún riesgo de variación en el camino tomado ni tampoco, por tanto, ninguna amenaza para los posibles inversionistas. Todo esto, pese a que hace dos años, con el cambio de gobierno, asumieron el poder los denominados postcomunistas.

-

“Continuar con este proceso es prácticamente obligatorio, si queremos ingresar a los diferentes organismos internacionales; no habrá concesiones ni retorno”, puntualiza.

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×