Porno tequilas

La proliferación de envases con formas fálicas ponen en riesgo el buen nombre de la bebida.
Juliana Fregoso/Guadalajara.

En un mercado valuado en $5,000 millones de pesos y disputado por 800 marcas, las nuevas empresas que buscan un lugar en el mundo del tequila ahora echan mano de su astucia con envases que buscan seducir a los bebedores. La osadía de los productores ya despertó polémica. El Consejo Regulador del Tequila (CRT) ha tenido que poner un alto a los envases que evocan figuras fálicas.

- Los problemas de tequila pirata y sobreproducción de agave quedaron atrás, ahora los encargados de vigilar el buen nombre y la calidad de la bebida tienen una nueva preocupación: el envase y evitar el uso de palabras vulgares en las etiquetas. En el banquillo de los acusados está el Tequila Don Benito, producido por La Casa Tequilera de Arandas, una marca a la que el CRT le negó la dictaminación para su comercialización por considerar que su botella era ofensiva para la imagen de la bebida. El envase, hecho de cerámica, muestra a un ranchero desnudo, en cuclillas, que deja entrever sus genitales.

- “No somos la liga de la moral ni mucho menos. Se trata de cuidar el buen nombre que ya tiene el tequila”, afirma Ramón González, director del CRT. El prestigio pesa ahora que la bebida estableció en el primer cuatrimestre del año un récord histórico para ese periodo al exportar 37.9 millones de litros.

- El envase de Tequila Asombroso es otro de los que pasó por el banquillo de los acusados. El Consejo pidió al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) que revisara su botella, al considerar que su diseño emula un pene y no corresponde al modelo que inicialmente había presentado al Instituto.

- Los productores de Asombroso, actualmente de distribución exclusiva en Estados Unidos, niegan la comparación y afirman que su botella está inspirada en una jarra cristalina plomada encontrada en un castillo europeo en el siglo XVIII.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas