Postal desde México

Las vacaciones son casi una obligación para los europeos. ¿La cumplirán aquí?
Jorge Gutiérrez Chávez

Hasta hace poco Cuba, República Dominicana y Brasil eran los destinos turísticos que los europeos privilegiaban en sus viajes hacia América Latina. A partir de 1996 la tendencia comenzó a cambiar y a favorecer a México.

-

El flujo turístico alemán, español e italiano hacia México ha pasado de 519,000 visitantes en 1996 a 646,000 en 1998. La temporada de verano de 1999 podría ser más fructífera, según los operadores: “el destino México es el que más satisfacciones nos da”, dicen.

-

El europeo es el turista por excelencia, con los periodos vacacionales más largos del mundo desarrollado –de cinco o seis semanas al año–. La Unión Europea mueve unos 200 millones de pasajeros anuales, con ingreso medio de $19,000 dólares al año; aquellos que privilegian los viajes de larga distancia permanecen en el extranjero un mínimo de 12 días, con puntas de hasta tres semanas, con un gasto diario de entre $100 y $150 dólares, sin incluir el boleto de avión. “No debemos olvidar que Europa es la segunda región mas  rica del mundo y que, debido a ello, viajar al extranjero es su principal pasatiempo”, subraya Ledda Arguedas, representante de la Secretaría de Turismo de México (SECTUR) en Italia.

-

Al boom han contribuido las  inversiones europeas en México. La inversión española, segunda después de la estadounidense, se ha concretado en 16,000 cuartos –de primera y de lujo– ubicados en las zonas del Caribe, Pacífico y en la Ciudad de México. La italiana se ha hecho presente en la construcción y gestión de aproximadamente 2,200 cuartos localizados, en su mayoría, en la Ribera Maya, mientras que la francesa, que es de alrededor de 2,000 cuartos, se encuentra en la costa del Pacífico y en las zonas arqueológicas.

-

Y eso que los europeos en general no visitan más de cuatro o cinco zonas turísticas del país, es decir, aún no cubren la amplia gama de posibilidades que ofrece el producto México.

Newsletter
Ahora ve
Finanzas para compartir departamento
No te pierdas