Premio por pensar

Aquí hay un invento para fomentar la tecnología
YRR

La tecnología no tiene quien le invierta, aunque algunos concienzudos ya se han puesto las pilas y han decidido fomentar la cultura tecnológica. ¿Cómo? Creando el Premio Nacional de Tecnología. Empresarios e instituciones han secundado esta idea. El galardón tiene asignado un presupuesto de $2.2 millones de pesos. Desde junio se evaluarán las empresas que hayan solicitado el reconocimiento.

-

Según Jaime Parada, director de Tecnología de Cydsa, el premio se convertirá en “el catalizador de la cultura tecnológica que hace tanta falta en México”. Argumenta esta necesidad: el gobierno mexicano sólo invierte 0.3% ($1,650 millones de pesos) del PIB en este rubro, 80% se destina a instituciones y 20% a las empresas. Afirma que hay que revertir esta tendencia, para reducir la brecha con los países desarrollados, donde las compañías absorben 60% de estas inversiones. “El conocimiento y la administración de los recursos tecnológicos es un aspecto estratégico de supervivencia en las empresas”, concluye.

-

Leopoldo Rodríguez, director adjunto de Consorcio Industrial Resistol (CIRSA) aclara que el premio va destinado a empresas pequeñas, medianas y grandes. Según él, hay que acabar con el lugar común de que sólo un gigante puede apostar por el esfuerzo tecnológico.

-

Ambos coinciden en que las crisis afectan a la inversión tecnológica, pero de forma positiva. Por ejemplo, para reducir costos, las firmas deben desarrollar la tecnología.

-

A su juicio, invertir en tecnología es rentable. Para ello hay que convencer de que esta debe ser una división de la empresa que hay que gestionar de forma particular.

-

Hoy día, la inversión mundial en esta rama es de 1%, aunque países como Estados Unidos se acercan al 2.5%.

-

Tanto Rodríguez como Parada predican con el ejemplo. Sus compañías destinan alrededor de 1% de sus ventas a esfuerzo tecnológico. Cydsa se ha puesto un plazo de no más de tres años para destinar entre 2 y 3% a este rubro.

Ahora ve
No te pierdas