¡Qué milagro!

-

Preferido de los peregrinos involuntarios, el Santo Niño de Atocha y su misterioso culto es objeto de devociones y veneración popular desde Centroamérica hasta los campos de cultivo y los barrios de inmigrantes en el norte de México. Su casa parroquial se funda en el mineral de Plateros, en Fresnillo, Zacatecas, desde el siglo XIX cuando el niño solitario se separa de la Virgen y surgen milagros por aludes.

-

Este es el tema conductor de la exposición Fe, Arte y Cultura. Santo Niño de Atocha. Exvotos, cuya curaduría coordinó la maestra Blanca Garduño Pulido para el Museo Casa Estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo.

-

La muestra incluye una magnífica selección de exvotos, instalaciones, fotografías, retablos, milagros y obsequios diversos de fieles que van desde Lourdes Almeida y Posadas hasta Pancho Villa y Frida Kahlo, en ambos lados de la frontera ficticia. Pieza destacable en la colección es el más antiguo óleo sobre madera con la imagen del Niño realizado en el siglo XVIII.

-

FE, ARTE Y CULTURA.
SANTO NIÑO DE ATOCHA.
EXVOTOS

Museo Casa Estudio de Diego Rivera y Frida -Kahlo, 
- Diego Rivera 2,
esq. Altavista, San Ángel, DF
5550-1518

Newsletter
Ahora ve
El terror de los deportados a México: Cruzar el puente Santa Fe
No te pierdas