Quebraderos de cabeza

-

“Me duele la cabeza.” La socorrida excusa, cuando es cierta, es uno de los problemas más menospreciados e incomprendidos que aquejan a un número muy alto de la población. La migraña es algo más que un dolor de cabeza porque bloquea al que la sufre, de tal forma que lo incapacita para hacer vida social o laboral. Los médicos la definen como una condición médica crónica, caracterizada por ataques de cefalea (dolor de cabeza), frecuentemente asociados a náusea, fotofobia y, en ocasiones, vómito. A veces son precedidos por síntomas sensoriales –generalmente visuales– llamados áurea.

-

En Estados Unidos, 23 millones de personas la sufren de forma severa, mientras que en México son afectadas cerca de cinco millones y medio. Según cifras de la Sociedad Internacional de Cefaleas (SIC), anualmente se pierden 18 millones de días laborables por culpa de la migraña: seis por ausentismo y 12 en los que se trabaja sin eficacia. Las edades en las que se manifiesta van de los 25 a los 55 años, precisamente los más productivos –laboralmente hablando–, y es entre dos y tres veces más frecuente en mujeres que en hombres.

-

Factores dietéticos, hormonales, ambientales y genéticos, y el estrés –hasta ver demasiado la televisión, dicen– son algunas de las causas atribuidas a la migraña, incomprendido mal que pocas veces se diagnostica correctamente, porque ¿cómo explicar al médico la intensidad de un dolor?

-

El programa midas (Migraine Disability Assesment), que se traduce como programa de Evaluación de la Discapacidad por Migraña, es un proyecto de laboratorios Zeneca que intenta ayudar a los doctores a saber cuándo están frente a un caso de migraña. Con una serie de pruebas y un complemento virtual, el cual permite vivir las sensaciones que produce este padecimiento (salvo el dolor, afortunadamente), se perfila como uno de los caminos para permitir un diagnóstico correcto. Que el médico pueda recetar la medicación adecuada para que el paciente pueda tomarla a tiempo y, sobre todo, que los no migrañosos dejen de considerar este mal como algo sin importancia son las principales metas del proyecto.

-

Ahora ve
No te pierdas