Quién dice que el aire es gratis

-

Que levante la mano el que esté por el combate a la contaminación en la Ciudad de México. Qué bien. Pero, ¿cuántos aceptarían desembolsar $2,000 pesos por esta noble causa?

-

El compromiso con el medio ambiente será puesto a prueba a partir de junio, cuando las autoridades inviten a los propietarios de vehículos modelo 1993 en el Valle de México a cambiar el convertidor catalítico, si quieren obtener la codiciada calcomanía “cero” y circular todos los días.

-

El convertidor catalítico reduce hasta en 70% la emisión de gases nocivos. Su vida útil se calcula en cinco años, así que se abre un nuevo mercado para reemplazarlo. Cambiárselo a los poco más de 270,000 vehículos 1993 significa unos $540 millones de pesos.

-

En la fabricación de convertidores hay diversos participantes; unas cuantas compañías multinacionales hacen los paneles, otras los enlatan y comercializan. México es sede de empresas maquiladoras. Katcon, de talla mediana y ubicada en Monterrey, es una de las que se reportan listas. “Sólo estamos esperando la convocatoria de las autoridades”, dice Mónica Ayala, del área de ventas.

-

Los talleres mecánicos también están a la expectativa. El convertidor tiene un precio de entre $50 y $60 dólares, por lo que la mayor parte de los $2,000 pesos serán para quien lo instale. Descartados los Verificentros, los más apuntados son los talleres de las agencias automotrices, más aquellos con cierta solvencia económica.

-

Hay competidores más oscuros. Dado el vigoroso mercado negro, que se nutre del robo de vehículos y de fabricantes inescrupulosos, las autoridades dicen que habrá controles para fabricantes y talleres, que deberán estar certificados. Los convertidores tendrán un número de serie para verificar su autenticidad. Margarito Coronado, director de política ecológica del gobierno capitalino, acepta que les pueden meter algunos “goles”, pero confía en que serán los menos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La otra limitante ya se conoce: la conciencia ecológica no cuesta, el convertidor sí.

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×