¡Ratón al aguaaa....!

Una nave de 83,000 toneladas, 300 metros de longitud y una enorme carga de diversión amenaza con su

El 30 de julio pasado se hizo a la mar un flamante barco de color negro y - blanco, con orejas gigantes, chimeneas rojas y un trazo aerodinámico que hace - retener el aliento.

- La nave, que transportaba viajeros felices de tiempo completo, partió sin - contratiempos desde Cabo Cañaveral, en Florida, rumbo a Nassau, capital de - Bahamas, y el Cayo Castaway, la isla privada de Disney.

- Desde entonces, su paso por el mar ha dejado una estela de diversión sin - fin y la larga cola para abordarlo ya se prolonga hasta el verano. Los planes - de viaje son muy variados y se pueden combinar con una estancia de tres días - en el Walt Disney World Resort —cerca de Epcot— y la visita a Magic - Kingdom, Disney MGM Studios y Animal Kingdom.

- Con bandera de Bahamas, el barco fue diseñado por la compañía de - entretenimiento, construido en Italia y bautizado con champaña bajo el nombre - de Disney Magic. Es un hotel móvil que aloja en las cabinas “más - espaciosas de la industria” —a decir de su capitán— a unos 2,000 - pasajeros, que desde que abordan no cesan de sonreír.

- La flota Disney Cruise Line, inspirada en las legendarias líneas oceánicas - de comienzos de siglo, pronto añadirá otro buque, el Disney Wonder, - que se pondrá en la línea punteada de sus rutas en esta primavera.

- Además de un sinfín de actividades para recién casados, familias - numerosas y parejas en sus bodas de plata, oro o platino, abundan los - pasatiempos recreativos y didácticos para los pequeños, como el Disney’s - Oceaneer Lab, que ofrece juegos electrónicos. Inclusive los adolescentes - pueden disfrutar la travesía, ya que hay espacios donde les es posible ligar y - bailar.

- La nave cuenta con tres albercas, una exclusiva para los niños. Para la - cena, hay que rotar cada noche en restaurantes alegóricos: cocina francesa, en - Lumiére’s; caribeña, en el Parrot Cay, y “mágica” en el Animator’s - Palette, donde el salón se transforma del blanco y negro en una colorida - vivencia.

- Después de la cena hay teatro o cine. Las tres superproducciones, estilo - Broadway, en el Walt Disney Theatre resultan conmovedoras. Si queda ánimo se - puede rematar la ocasión en las discos y los clubes, que cierran tarde.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Sólo hay dos paradas en el viaje. Un desembarco en Nassau, un paraíso para - la compra de joyas, y otro en Cayo Castaway, en el archipiélago de las - Bahamas, con playas de arenas muy blancas.

- La experiencia de los viajeros, en suma, en ningún momento naufraga en el - desencanto. El precio de la aventura va desde $1,300 hasta $4,300 dólares.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×