Reconquistando a Estados Unidos

México busca calentar la entibiada relación con EU.

Antes del 11 de septiembre, las relaciones bilaterales con Estados Unidos estaban en su más alto nivel. Guerra de Irak mediante, el ambiente se entibió y sólo la búsqueda del voto hispano hará a Bush volver la cara a México.

-

A pesar de la salida de Jorge Castañeda del gabinete, la administración de Vicente Fox continuará promoviendo la democracia y los derechos humanos como asuntos centrales de su política externa, habiendo abandonado el principio de no intervención perseguido por los gobiernos del PRI desde la década de los 30. Es probable que el nuevo secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, se enfoque en asuntos comerciales, dejando que el mandatario maneje los otros temas relativos a política foránea.

-

El Presidente tratará ahora de impulsar el perfil de México en la plataforma mundial, mientras busca mejorar su entibiada relación con Estados Unidos, la cual ha sufrido por la decisión del país de no respaldar la postura de la unión americana respecto a Irak en las Naciones Unidas. La relación bilateral está lejos del alto nivel alcanzado antes de los ataques terroristas en septiembre de 2001. La personal, previamente cercana, entre Fox y George W. Bush también se ha deteriorado, ya que México ha perdido importancia para la política exterior de tío Sam.

-

Una de las controversias más cuestionadas entre las dos partes es la ejecución de los ciudadanos de origen mexicano en el país vecino. El 5 de febrero, la Corte Internacional de Justicia –que Estados Unidos no reconoce– falló de forma unánime que se debían aplazar las ejecuciones de tres connacionales condenados a muerte, ya que considera una queja oficial mexicana de que los derechos de los procesados fueron violados. El asunto se ha convertido en una fuente de fricción entre los dos países, sustituyendo otros espinosos tópicos, tales como el tráfico ilegal de drogas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sin embargo, como socios comerciales en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y dado el número de estadounidenses de origen mexicano al otro lado de la frontera, probablemente las relaciones vuelvan a mejorar una vez que la atención de la unión americana esté enfocada con menor firmeza en Medio Oriente. Una oportunidad para que los vínculos se fortalezcan se abrirá en 2004, cuando el presidente Bush procure cortejar el voto hispano con vistas a ganar otro periodo en el poder en las elecciones de noviembre de ese año.

Ahora ve
Hay un nuevo ganador: Macron superó los largos apretones de manos de Trump
No te pierdas
×