Recortes al gasto

-
Héctor Chávez

Durante el primer semestre, la fortaleza del peso y las menores exportaciones petroleras provocaron que los ingresos públicos fueran menores a los estimados en el presupuesto. Lo anterior, aunado al compromiso por mantener las metas fiscales sin cambio, obligó al gobierno a recortar su gasto en un monto equivalente a las entradas faltantes.

- -

Considerando que los factores que explican esta baja en las ganancias del energético (tipo de cambio fuerte y menor volumen de exportaciones) se mantendrán durante el segundo semestre, y que la desaceleración de la economía provocará una recaudación menor a la prevista, es casi un hecho que el Estado volverá a disminuir su gasto durante este lapso.

- -

Estas medidas de ajuste fiscal han provocado críticas entre diversos sectores, ya que la decisión de podar el gasto público cuando la economía está débil provoca que la actividad económica se estanque aún más. Ello resulta políticamente inexplicable para algunos analistas y líderes industriales a quienes les gustaría ver un gobierno "apoyando" a las ramas productivas del país.

- -

Sin embargo, aunque es cierto que una política tributaria restrictiva efectivamente contrae la demanda agregada y desanima la producción, este efecto negativo es de muy corto plazo, mientras que los positivos son mucho mayores en el mediano plazo. La señal de mantener una política fiscal apretada en un entorno recesivo es benéfica para los inversionistas, sobre todo cuando otros países que compiten con el nuestro por la inversión extranjera –como Argentina y Brasil, por ejemplo–, están enfrentando debilidad en sus finanzas públicas.

- -

Conviene destacar que, a diferencia de episodios anteriores, la desactivación que la economía mexicana está registrando ha venido aparejada de una favorable evolución de las tasas de interés, el tipo de cambio y la inflación. Esta actividad se encuentra en un periodo de bajo dinamismo, pero con estabilidad; lo que no sería posible si el gobierno estuviera tomando medidas irresponsables como la de expandir el gasto público cuando sus ingresos están cayendo. En tal caso los inversionistas estarían sacando capital del país, en lugar de traerlo como sucede en estos momentos. La prudencia y consistencia que las autoridades fiscales han mostrado en estos tiempos difíciles ha aumentado la confianza de los hombres de negocios extranjeros.

- -

Además, considerando que el bajo crecimiento que presenta la economía nacional se está dando en un entorno de desaceleración global, sería prácticamente imposible que el gobierno pudiera instrumentar acciones de política económica que contrarrestaran esta tendencia, sin poner en riesgo la estabilidad del resto de las variables financieras. Ni hablar, mientras que no se apruebe una reforma fiscal que le dé mayor margen de maniobra a las arcas públicas, habrán más recortes cuando los ingresos públicos resulten menores a lo presupuestado.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

–El autor es director de Análisis Económico en Santander Mexicano

-

Ahora ve
Vecinos exigen a policías que permitan ingresar a Topos a Álvaro Obregón
No te pierdas
×