Reestructurar su deuda, prioridad de TMM

Se deshace de activos y da en garantía acciones de otros negocios.
–RCL

Hace unos cuantos años, cuando el comercio entre México y Estados Unidos entró en auge, Transportación Marítima Mexicana (TMM) tenía inmejorables perspectivas. Hoy su mayor interés es reducir su deuda.

-

En el último año la compañía se ha visto afectada por la caída en la actividad económica entre el país y su vecino del norte, así como por el desplome en la exportación de vehículos, lo que ha mermado sus ingresos.

-

Por ello, en mayo de 2002 hizo una emisión de $65 millones de dólares en obligaciones convertibles en acciones de su serie “a” para liquidar parcialmente su deuda de corto plazo. Cuatro meses después obtuvo un crédito por $250 millones de dólares de un grupo de bancos encabezados por JP Morgan Chase y Citibank, con lo que debería prepagar $310 millones de su programa de papel comercial.

-

Pero eso no bastó. Según el último reporte a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), TMM tenía pasivos con vencimiento a corto plazo por casi $504 millones de dólares.

-

Ante este panorama, a finales del año pasado inició un plan para sustituir sus bonos yankee, con vencimientos en 2003 y 2006, por nuevas notas con plazo hasta 2010.

-

Estos nuevos papeles, por cierto, están garantizados con la participación accionaria de control del conglomerado en otra de sus empresas: Transportación Ferroviaria Mexicana.

-

El pasado 14 de abril la agrupación anunció la venta de su participación de 51% en TMM Puertos y Terminales a su socio SSA México. Esta firma opera en los puertos de Manzanillo, Cozumel, Veracruz y Progreso. En la operación el consorcio recibió $120 millones de dólares.

-

Simultáneamente, el corporativo evalúa la posibilidad de poner en venta otros activos e inversiones, con el fin de obtener recursos adicionales. “Nuestra prioridad más urgente es extender el vencimiento de nuestra deuda”, sostiene Javier Segovia, director general de TMM.

Ahora ve
No te pierdas