Relatos de viaje y desastre global

-

El equipaje del viajero
José Saramago
Alfaguara, 1999
380 páginas

-

En tiempos de la globalización, los viajes se han convertido en una rutina para los hombres de negocios. Entre el equipaje del viajero no debe faltar un buen libro que aligere y haga más placentera la rutina. Y qué mejor que un premio Nobel como compañía para recorrer nuevos mundos, ayudar a descubrir terrenos oscuros de la naturaleza humana e iluminar los senderos por donde transita el lenguaje. Eso es precisamente lo que José Saramago, premio Nobel de literatura 1998, hace en su libro El equipaje del viajero.

-

A través de 120 breves relatos, Saramago cuenta “las cosas más serias de la manera más sencilla”, narra la historia de las personas que está “hecha de lágrimas, algunas risas, unas pocas alegrías y un gran dolor al final”. Y según él “todo puede ser contado en los más diversos tonos: elegíaco, dramático, irónico, reservado, y todos los otros cuya enumeración aquí no cabe, o, si cabe, acabaría destrozándome la cadencia de la frase”.

-

Por estas razones y por lo que de la prosa suculenta del autor portugués se intuye, en su próximo viaje incluya este singular “equipaje” en el suyo propio.

-

La balsa de piedra
José Saramago
Alfaguara, 2000
412 páginas

-

Una parábola por demás inquietante sirve a Saramago para reflexiones políticas y éticas sobre la condición de la Europa “unificada”. Con voz irónica y sutil, el escritor fabula un hecho insólito para internarse en sus efectos: una profunda grieta en los Pirineos se ensancha de manera alarmante hasta que termina por separar a la Península Ibérica del resto de Europa.

-

Cinco personajes comparten la convicción de que cada uno es responsable del desastre. Del todo disímiles y de distintas regiones de España y Portugal, estas dos mujeres y tres hombres –con un perro sin nombre pero con todos los nombres– se unen en una especie de pacto de supervivencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Saramago se vale de esta situación límite, de este retrato de un desastre global, para reflexionar acerca de los elementos que intervienen en la factura de una nación, y subrayar así que las tradiciones y culturas de Iberia –distantes de Europa– no pueden ser soslayadas en los intentos de integración global. Publicada en 1986, año en que España y Portugal se incorporaron a la Unión Europea, La balsa de piedra no fue traducida al español. Los lectores tuvimos que esperar a que este escritor consolidara su fama, con las bendiciones de la Academia noruega de por medio, para conocer algunos de sus escritos anteriores.

Ahora ve
Lenín Moreno juramenta como presidente de Ecuador
No te pierdas
×