Roberto Vázquez va por más

-

En menos de dos kilómetros cuadrados y 30 jornadas, el Centro Histórico de la Ciudad de México rememora siete siglos de vida en el Festival más grande de América Latina, con más de un millón de espectadores. A pesar de su magnitud y antigüedad, el FCH es el patito feo de los grandes aquelarres artísticos del mundo. Roberto Vázquez, su director, expone las razones.

-

¿Es un Festival menor?
No. Los espectáculos en cantidad, variedad y calidad son muy importantes. Ningún festival multidisciplinario en el mundo tiene 30 exposiciones de artes plásticas como este.

-

Y entonces, ¿qué es lo que falta?
Nos falta difusión. Siempre me ha preocupado que la Secretaría de Turismo no considere a los festivales mexicanos como producto turístico.

-

¿Qué le pide el FCH a esta institución?
Nosotros se los ponemos en charola de plata. No pedimos dinero sino difusión. No hablo sólo de éste, sino de otros festivales como el del Caribe, el de Sinaloa, el Tajín, incluso el Cervantino. Es una actitud general respecto de la cultura.

-

¿Es el FCH un evento caro y elitista?
Este festival cuesta $22 millones de pesos que, comparados con los $50 millones de dólares del Festival de Aviñón, no es mucho. Se nos tilda de elitistas pero no es el caso. Muchos espectáculos son gratuitos, a pesar de que resulta más caro presentarlos en plazas que en un teatro. La cultura en ninguna parte del mundo es rentable.

-

¿Por qué un programa tan europeo?
El programa final depende del apoyo que los gobiernos dan a sus artistas, pocos países como los europeos lo hacen.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

De América Latina hemos  tenido que cancelar espectáculos de muy buena calidad porque sus gobiernos no los apoyan. Triste pero así es.

Ahora ve
Este 2017 se perfila como uno de los años más violentos en México
No te pierdas
×