Sangrita. ¿La pareja ideal?

-

Desde hace décadas se ha vuelto clásica la figura del “caballito” de tequila acompañado de otro ídem de sangrita. Pero, ¿es correcto degustar así la mexicanísima bebida?

-

Para Federico Díaz de León, gerente operativo del restaurante La Destilería, la respuesta es no. “La sangrita surgió para suavizar el sabor del tequila, que en el pasado era muy fuerte y desagradable. Pero en la actualidad la calidad del tequila es tan buena que debe beberse solo y disfrutarlo tal como es.” Coincidente, Ana María Romero, catadora profesional, ofrece una explicación más técnica: “Dado que los sentidos tienen un tiempo de adaptación, al tomar la sangrita impresionas tus sentidos con las notas de sus ingredientes, y al siguiente trago del tequila ya no percibes las cualidades de éste porque están enmascaradas.”

-

Hay quienes no son tan ortodoxos. De acuerdo a Diego Romo, editor de la revista 100% Tequila, toda forma de tomar tequila es válida. “La sangrita simplemente es una tradición, por lo que  no está peleada con degustar un buen tequila”. Y lo mismo opina Jorge Camacho, experimentado industrial del ramo, para quien tan singular chaser es “la pareja perfecta”.

-

Su origen, cuentan unas versiones, se remonta a los años 20, cuando doña Guadalupe Sánchez le preparaba a su esposo una bebida con jugo de naranja y chile de árbol seco y molido para que acompañara su tequila. Es la original receta de la Viuda de Sánchez, marca que desde 1956 se elabora industrialmente en Chapala, Jalisco.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entre la envasada y la preparada “en casa”, Romo no duda en inclinarse por la segunda. Según Díaz de León, hay diferentes recetas de sangrita: la mejor es la que equilibra lo dulce, lo ácido y lo picante. Eso sí, hay que consumirla pronto, advierte Camacho.

-

Ahora ve
Los atuendos de Melania e Ivanka Trump en el primer viaje del presidente
No te pierdas
×