Santander Mexicano a la carga

-

El año pasado los reflectores le dieron la espalda a Banco Santander Mexicano y prefirieron enfocarse en su eterno rival, BBV Probursa. La filial mexicana de Banco Santander era uno de los principales participantes del mercado de dinero y registraba pérdidas importantes, a causa de la volatilidad financiera internacional. En contraste, BBV lanzaba una ambiciosa estrategia de expansión de sucursales.

-

Pero en 1999 Santander Mexicano ha remontado las pérdidas y ha vuelto a la carga para unirse al grupo de bancos extranjeros que buscan incrementar su cuota de mercado, a partir del año 2000.

-

Con ayuda de una inyección de capital de su casa matriz en España y el desarrollo de otras líneas de negocio como la banca comercial, Santander pudo subsanar las pérdidas, mejorar sus ingresos y fortalecer su hoja de balance.

-

Tan sólo en el segundo trimestre de este año, obtuvo utilidades por $86 millones de pesos, mientras que las pérdidas en el mismo periodo de 1998 fueron de $298 millones de pesos. A través de una serie de nuevos productos como la “super cuenta” –la primera que ofreció premios a clientes– e inversiones a plazos con intereses fijos, el banco pudo aumentar su base de clientes en 13% en lo que va de 1999. Gracias a ello, pudo incrementar su captación de ventanilla y obtener una participación de mercado de 6.2% en este renglón, al cierre de junio.

-

Actualmente, es una de las instituciones más saludables. Cuenta con un índice de morosidad de 2.7% –incluyendo el pagaré Fobaproa– y una provisión de reservas sobre cartera vencida de 120.7%, una de las más altas del sistema. Su índice de capitalización –de 17.8%– es el segundo mejor, sólo después de Banorte.  

-

“Somos el banco más sano en su balance”, afirma Marcos Martínez, director general de Grupo Financiero Santander Mexicano.

-

El funcionario explica que, a diferencia de muchos de sus competidores, Santander decidió excluir de sus estados contables activos diferidos (créditos fiscales) del orden de $240 millones de pesos, anticipándose así a las nuevas disposiciones de la CNBV.

-

Esta decisión de castigar activos de baja calidad contra su patrimonio ha sido reconocida por los analistas. Recientemente, la correduría neoyorquina Salomon Smith Barney describió a Santander Mexicano como “uno de los bancos mejor capitalizados”.

-

La presencia de Santander en el país data de hace medio siglo, cuando el banco español abrió su primera oficina de representación. Posteriormente, su filial de banca de inversión, Santander Investment, hizo su arribo en 1990, con lo que la institución enfocó sus actividades en los mercados de capital y de dinero. En 1997, en plena crisis bancaria, adquirió por $425 millones de dólares la mayoría accionaria de Grupo Financiero Inverméxico, cuya principal subsidiaria, Banco Mexicano, había centrado su  actividad en la banca corporativa y era uno de los principales participantes del mercado de dinero.

-

Banco Mexicano no había desarrollado propiamente un modelo de banca comercial cuando fue adquirido por Santander, pero está situación está siendo revertida rápidamente por Martínez y su equipo.

-

“El banco tenía como 270,000 clientes y ahora tiene cerca de un millón; casi se ha cuadruplicado la clientela”, apunta el directivo.

-

Algunos de sus competidores critican el hecho de que Santander no haya tomado una actitud más dinámica y agresiva en cuanto al crecimiento de su red de sucursales y el otorgamiento de créditos. Martínez admite que la estrategia en ambos rubros ha sido conservadora, pero indica que esto ha obedecido a la necesidad de fortalecer el balance y consolidar la operación. Asimismo, destaca que los resultados positivos de captación de ventanilla fueron obtenidos con una red de sucursales mucho menor a la de sus competidores, lo que habla por sí solo de sus niveles de eficiencia.

-

Pero Martínez advierte que esto no significa que el banco vaya a quedarse cruzado de brazos frente a los avances de la competencia. “A partir del 2000 veremos como expandir a Santander, pero este año es para acabar de consolidar operativamente el negocio y estar muy sanos para poder enfrentar el crecimiento con mucho más solidez”, explica Martínez.

-

El funcionario confirma que Santander analizará la conveniencia de participar en la compra de Serfin o de seguir creciendo por cuenta propia, y anticipó que la institución contempla inversiones adicionales para los próximos dos años.

-

En los últimos dos años y medio, el banco español ha invertido alrededor de $150 millones de dólares en su filial mexicana y otros $100 millones en Afore Santander Mexicano, otro de sus brazos fuertes. Actualmente, esta Afore cuenta con más de un millón de afiliados y es la segunda administradora de fondos de pensiones más importante.

-

Santander seguirá desarrollando el modelo de banca universal en México y continuará disputándose una mayor cuota del mercado con competidores de peso como BBV y Citibank. La diferencia es que, a partir de este año, Santander se ha robustecido. Ahora cuenta con el respaldo de Banco Santander Central Hispano (BSCH), la compañía resultante de la fusión entre su casa matriz y el Banco Central Hispano.

-

BSCH es hoy el mayor grupo financiero de España y cuenta con la red comercial bancaria más extensa en América Latina.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

“Estamos convencidos que seremos uno de los principales grupos financieros del país”, concluye Martínez.

Ahora ve
Hay un nuevo ganador: Macron superó los largos apretones de manos de Trump
No te pierdas
×