Se acaba la pila

Poco a poco se agota el abasto de energía en el país. Para el gobierno ya empezó la cuenta regres
Roberto Campa Zúñiga

Quedó claro que el programa de energía para los próximos seis años es más de lo mismo. Un proyecto foxista que recoge las propuestas del gobierno de Ernesto Zedillo e intenta venderlas a la opinión pública como algo suyo. Por lo menos esto es lo que ve Miguel García Reyes, investigador del Colegio de México. "Son las mismas ideas, la misma gente, los mismos objetivos. Nada cambió. Pienso que no va a ser aprobada la propuesta, así que no va tener mejor suerte que la vez anterior; sobre todo porque está muy politizado el tema", apunta.

- -

El plan no innova; en cambio, está condicionado a que la Cámara de Diputados apruebe la reforma fiscal, paso por demás complicado.

- -

Mientras tanto hay desgaste en Pemex y deterioro físico en la infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad –que continuarán profundizándose–, por lo que al sector le urge una inyección de recursos privados que apoyen y alivien la carga del erario público. Se trata de requerimientos de inversión por $120,000 millones de dólares en los siguientes seis años. "Los legisladores, después de escuchar y de ver la problemática de desabasto que podría agravarse, tienen hoy más que nunca un papel histórico", considera Angélica Fuentes, vicepresidenta del APEC (Mecanismo de Cooperación Asia Pacífico) y ex presidenta de la Asociación Mexicana de Gas Natural.

- -

"El país está en la encrucijada de continuar siendo autosuficiente o convertirse en importador neto de petróleo, gas y electricidad –sentencia el catedrático–. No nada más está politizada la reforma energética, sino que también está intervenida por Estados Unidos, lo que la hace doblemente peligrosa." Dice que el gobierno está presionado por dos frentes: el contexto político nacional y la sugerencia de Estados Unidos a México de que no participe en las negociaciones con el fin de mantener el equilibrio en el mercado petrolero mundial.

- -

Sin embargo, según Angélica Fuentes, la iniciativa "es un proyecto consensuado y muy viable para no sufrir falta de suministros, por lo que es una prioridad".

- -

El documento plantea la necesidad de nuevos esquemas de inversión social y privada en la generación de energía; mayor seguridad de abasto; mejor calidad de servicio y formación de empresas competitivas a escala internacional.

- -

Aun cuando tenemos garantizado el abasto de energía eléctrica hasta el año 2005, existe un fuerte rezago en la inyección de capitales; además, han disminuido las reservas de petróleo y gas natural, por lo que importamos 11% de éste, 29% de gas LP, 26% de gasolina y 20% del combustóleo

-

Newsletter
Ahora ve
Estas son las afirmaciones de Donald Trump que no han sido confirmadas
No te pierdas