Sexo y deporte: de la mano

-

Durante los Juegos Olímpicos de México 68, el atleta Bob Beamon pensó que había desperdiciado años de preparación y dejado la presea en la cama, por haber tenido relaciones sexuales la noche anterior a su prueba. Pero no fue así, aún con pocas posibilidades de colarse al podio, se llevó la áurea medalla e implantó un récord mundial al saltar 8.90 metros de longitud, marca superada hasta 23 años después.

- -

Esto demostró que no existe una regla para valorar la actividad sexual antes de una competencia, y el caso de Jacques Villenueve -piloto de Fórmula Uno- refuerza esta teoría. "Antes de correr me masturbo para quitarme mucha presión de encima".

- -

Algunas autoridades coinciden que el problema no es relevante antes de una competencia, sino después. Carlos Salvador Bilardo -médico de profesión y entrenador de la Selección Argentina de futbol que ganó el Mundial 86- les pedía a sus jugadores que luego de un partido en domingo, por ejemplo, llegaran a casa y se relajaran todo ese día, con el fin de hacer el amor hasta el lunes.

- -

"Si no, llegan al entrenamiento del martes y no pueden hacer nada bien", explicaba Bilardo antes de que el equipo argentino fuera subcampeón en el Mundial de Italia 90. Su idea se sustentaba en que el cuerpo resiente un esfuerzo hasta dos días después.

- -

En realidad no hay nada definitivo sobre el tema, como indica el doctor Rubén Morales del Instituto Americano de Ortopedia y Medicina del Deporte. "Bilardo obtuvo un buen rendimiento físico y un excelente estado anímico de sus jugadores, pero no llegó a ninguna conclusión. No se puede definir cuándo y cómo debe tener relaciones sexuales un deportista. Todo gira en torno a su educación y hábitos, pues el problema es que la relación vaya acompañada por desveladas, consumo de alcohol y multiplicidad de parejas, ya que se tiene un desgaste tremendo que afecta su desempeño."

-

Ahora ve
No te pierdas