Sexualidad. Estrés vs. apetito sexual

-

Un descenso marcado en el deseo sexual puede tener su origen en el estrés o en su secuela, la depresión. Ambas son consecuencia del estilo agobiante de vida que llevamos. Se manifiesta de manera global (pérdida total del deseo) o sólo en determinadas circunstancias.

-

Estos trastornos sicológicos disminuyen el nivel de la testosterona, e incluso aminoran el número de espermatozoides fértiles. La baja de la libido es una disfunción tan frecuente y de tan fácil solución, que los hombres no tendrían que sufrir callados si se sinceraran, en vez de elaborar excusas para evitar los encuentros sexuales.

-

La cura es consecuencia de haber solucionado el estado sicológico que le dio origen. Se puede eliminar el estrés con una rutina de ejercicios, tés relajantes o la practica de alguna disciplina como el Tai Chi o el yoga. Asimismo, conviene visitar al médico o acudir a una terapia sicológica temporal, en la que emerjan las verdaderas circunstancias que causan la depresión.

-

Ahora ve
No te pierdas