Siglo y medio y sigue a la cabeza

La tienda más famosa de México en su ramo va en busca de un tercer aire.

Varias generaciones de mexicanos guardan en su memoria la imagen de su padre, abuelo o bisabuelo usando un sombrero Tardán. Aunque la marca data de fines del siglo XIX, los orígenes del negocio son bastante más remotos.

-

Corría 1847 y México había sido invadido por el ejército estadounidense. Un año después se formalizaría la pérdida de la mitad del territorio nacional. Por esas fechas se fundaba en el Portal de Mercaderes de la capital, frente al Palacio Nacional, una sombrerería que, con cambios mínimos, permanece hasta nuestros días.

-

Originalmente el establecimiento fue conocido como Sombrero Colorado y posteriormente como El Castor.

-

Hacia 1870 un emigrante francés lo adquirió y lo rebautizó con su apellido: Dallet.

-

Dos lustros después llegó a Veracruz Carlos Tardán, procedente de la región francesa de los bajos Pirineos. El joven de 18 años venía huyendo de las penurias económicas y aún no estaba totalmente repuesto de las heridas que le fueron infligidas durante la guerra de su país con Alemania. Se había dirigido al nuevo mundo en busca de fortuna.

-

En el restaurante El Cazador, en la esquina de Plateros y Monte de Piedad, conoció a su paisano Dallet, quien le ofreció trabajo en su sombrerería. De inmediato, llamó a sus hermanos menores, Augusto y Víctor, para que le ayudaran en la tienda.

-

Manejado por esta familia, el negocio creció y en 1899 se transformó en Tardán Hermanos. La época porfiriana, cuando no existía caballero que presumiese de serlo si no usaba un sombrero de esta marca, fue de gran bonanza, lo que permitió al mayor de los hermanos retirarse.

-

En 1919 inició operaciones una fábrica de sombreros instalada por un sobrino de los Tardán llegado de Europa.

-

Hacia 1985 las dos familias herederas del emporio fundado por Carlos Tardán se dividieron el negocio: una de ellas se quedó con la fábrica y la segunda con la tienda y las marcas, bajo la razón social Tardán Hermanos Sucesores.

-

Actualmente, la legendaria tienda enfrenta el reto más difícil de su historia: volver a ocupar la posición que antaño ostentara, demeritada por el pleito que durante más de 20 años sostuvieron los hermanos Tardán por el uso de la marca.

-

Luke Tardán, quien asumió la dirección general de la compañía desde 2001, destaca: “Después de tantos años, en Tardán sabemos a dónde queremos llegar. Nosotros no hacemos lo barato, pero sí lo bueno, lo que dura toda la vida, mientras que la competencia ofrece sombreros de usar y tirar. Esa es la diferencia.”

Newsletter
Ahora ve
Goodyear desarrolla los neumáticos del futuro
No te pierdas