Sin glamour

-

“Trabajo para una empresa del sector tecnológico.” El comentario genera envidia. A los empleados de la industria se les relaciona con grandes sueldos, atractivas prestaciones,  viajes, etcétera.

-

Sin embargo, no todos los asalariados de la tecnología viven en el paraíso laboral. En el libro Esclavos de la red, Bill Lessard y Steve Baldwin demuestran que, en términos profesionales, el ámbito de la informática y el cómputo puede representar una de las peores pesadillas.

-

La obra –basada en hechos que ocurrieron en Estados Unidos–, cuenta las desventuras de un grupo de trabajadores del sector tecnológico.  Un ejemplo:  Ken Hussein formaba parte de una compañía de hardware. Gracias a su excelente rendimiento, Hussein –que abandonó su vida familiar– recibió todos los premios por desempeño. El estrés excesivo, al final, dañó la salud del ejecutivo. Por recomendación de un médico, Hussein tomó un descanso de tres semanas. Para la firma, la espera no era justificable y decidió despedir a Hussein. La empresa, alegando que el ex empleado siempre mostró un pobre desempeño, se negó a pagar los servicios médicos. Ni hablar de la liquidación.

En Esclavos de la red, el lector no encontrará historias de glamour. El libro es un retrato cruel del sector tecnológico.
Newsletter
Ahora ve
Un recorrido por los ataques terroristas en los últimos años en Europa
No te pierdas