Sólo trazos incompletos

Lo que parecía una gran transformación hasta ahora es apenas un esbozo. El mutismo foxista podría
Alejandra Xanic

Poco asoma de lo que será el plan de educación del presidente electo Vicente Fox. Acaso el bosquejo, un par de metas, un breve listado de acciones para el corto plazo y algunas líneas de acción general. Si bien en campaña electoral este fue el tema que mereció más pronunciamientos públicos del candidato vencedor, ahora es quizás el que merece más reservas.

-

Del plan rector se sabe aún poco, pero investigadores y sindicalistas intuyen que no se trata de una revolución, como la anunció Fox antes del 2 de julio, sino de un esfuerzo por incentivar lo que ya está en marcha y de imprimir cambios en lo que no funcionó.

-

Enrique Meléndez Pérez, diputado priísta y miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), no espera grandes controversias en la Comisión de Educación del Congreso, que ahora preside. Y aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene mayoría en esta comisión –que será el primer filtro a las propuestas foxistas–, así como en la del Senado, tampoco el Partido Acción Nacional (PAN) se muestra muy preocupado por ahora.

-

“Creo que parten de algunos entendidos que por lo pronto no van a mover: la educación continúa laica, pública y gratuita, y la universidad pública seguirá siendo toral”, observa Roberto Rodríguez , miembro del Observatorio Ciudadano de la Educación.

-

“Habrá diferencias en las formas, pero en lo esencial estamos todos de acuerdo: queremos más presupuesto y más calidad para la educación”, dice Alfonso Vicente Díaz, panista secretario de la comisión.

-

Tal vez por eso están las aguas relativamente tranquilas. Por ahora. “O por falta de información”, sugiere Miguel Alonso Raya, líder de la corriente Nuevo Sindicalismo, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la enseñanza (SNTE).

-

Lo público del plan

-

Pocos puntos del plan ya son públicos y se refieren más bien a acciones de corto plazo que a un proyecto de largo aliento. Pero es posible identificar algunos lineamientos.

-

El equipo de transición propone, como metas concretas, incrementar el gasto en educación en los siguientes seis años y elevar el nivel promedio de instrucción.

-

Pretende que el presupuesto para este rubro pase, al término de la nueva administración, de 5.1 a 8% del Producto Interno Bruto (PIB), y elevar el nivel de escolaridad de la población de 7.8 años promedio a escala nacional (4.5 en las regiones más rezagadas) a 9.5 años, según el equipo de transición, y a 10, según las promesas de Fox.

-

Inicialmente, el presidente electo habló de engrosar el gasto en educación con utilidades de la venta del petróleo. El equipo de transición ha mencionado que la reforma fiscal será clave para incrementar el gasto en educación.

-

El acento del siguiente gobierno estará en la eficiencia, la calidad y la rendición de cuentas. En formular cambios para que la escuela se flexibilice y se abra a una mayor participación de la sociedad, a la vez que se integre más, en todos sus niveles, al mercado de trabajo. También, en abrir nuevas fórmulas de participación del sector privado en la educación pública e incentivar la educación y la investigación en las instituciones privadas. Además, adoptar las nuevas tecnologías para resolver problemas de cobertura en la enseñanza.

-

“Creo que van a ofrecer más incentivos para la inversión privada en educación, y así lograr ese 8%” del PIB en el gasto público, señala Carlos Ornelas, investigador experto en la materia de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Aclara: “Yo veo una intención de flexibilizar, no de privatizar. Dar mayor impulso a la participación privada. Por ejemplo, hacer deducible de impuestos el pago de colegiaturas, permitir que los fondos del Conacyt  (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) también apoyen a la investigación en instituciones privadas, o canalizar subsidios a escuelas privadas que tienen servicio público.”

-

Acciones de corto plazo

-

Por lo pronto, para el corto plazo el equipo de transición perfila tres ejes básicos. “Este es un equipo al que le preocupa tener acciones inmediatas que hablen de un cambio”, señala Roberto Rodríguez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembro del Observatorio Ciudadano de la Educación.

-

Se trata de un plan de créditos y becas para estudiantes de enseñanza media superior y superior que frene la deserción escolar, y otro programa educativo para 35 millones de adultos que no terminaron la primaria y que están en desventaja en el ámbito laboral.

-

En cuanto a las escuelas, la idea es dotarlas con infraestructura básica. Se sabe, por ejemplo, que la tercera parte de ellas no cuenta con baños mínimamente adecuados.

-

Un siguiente paso será incorporar los planteles a un programa de escuela modelo, en el que tendrán que definir sus metas y necesidades, y entrar en concurso por los recursos.

-

Otra propuesta es la creación de un fondo federal, y otros más en los estados, que financie becas y créditos para estudiantes de educación media superior y superior, para apoyar su sostenimiento, no para el pago de colegiaturas. De acuerdo al coordinador del equipo de transición en educación –y también rector del Tecnológico de Monterrey–, Rafael Rangel, cerca de un millón de jóvenes no ingresa o deserta de preparatoria o universidad por problemas económicos.

-

Según anunció Vicente Fox, el fondo abrirá con una aportación de $1,000 millones de pesos del gobierno federal, y crecerá mediante donaciones de empresarios y particulares. La idea es que ayude a 750,000 estudiantes en los tres primeros años de la nueva administración.

-

Todavía está a discusión en el equipo de transición si los beneficiados deben restituir, ya sea con dinero o con trabajo en la comunidad, el apoyo que recibieron.

-

En lo que respecta a la educación de los adultos, el gobierno entrante prevé, entre otras cosas, involucrar al sector productivo para que se comprometa a abrir centros de aprendizaje en las empresas, lo que ya sucede en algunas trasnacionales.

-

Se desconoce el futuro del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), que hasta hoy se encargó de los programas de alfabetización y educación para este segmento de la población.

-

Cambios para la escuela

-

En lo que toca a la educación básica, “la intención parece ser llevar a la escuela a un modelo de calidad total. Establecer formas de evaluación que se conviertan en un elemento importante para otorgarles recursos adicionales, tomando en cuenta sus planes y el cumplimiento de los mismos”, recoge Aurora Loyo Brambila, experta en educación de la UNAM.

-

El equipo de transición propone que sean organismos independientes de la Secretaría de Educación Pública (SEP) los que revisen el desempeño de profesores y escuelas de todos los niveles, y que las evaluaciones sean públicas. Actualmente dicha función está en manos de la SEP y los resultados no son difundidos.

-

“Tienen que ser muy cuidadosos porque la evaluación y la competencia (de las escuelas) pueden tomar formas perversas –advierte Loyo–. ¿Cómo lograr que haya una rendición de cuentas de las escuelas, sin que se premie al desempeño en condiciones desiguales? Lo delicado es que las escuelas que están mal se queden rezagadas.”

-

Otro eje en las propuestas del equipo foxista consiste en la apertura de la educación a los padres de familia y a organizaciones sociales, además de la iniciativa privada.

-

La escuela oficial ha sido manejada por el gobierno y el SNTE. Los maestros lamentan la poca participación de los padres de familia y la falta de apoyo de las comunidades a la vida escolar. “Hay energías desaprovechadas, como la filantropía, que podrían dirigirse a la escuela pública, pero que no lo hacen ahora por la rigidez en que está”, explica Loyo.

-

Los pendientes

-

Hasta ahora, el equipo de transición se ha referido poco al magisterio, al sindicato, a la burocracia del sector educativo, a posibles cambios en la educación técnica y media superior y a las universidades públicas. Centra sus pronunciamientos en torno a la educación básica y la escuela. Sin embargo, los grandes retos pasan también por esos otros cedazos.

-

Los maestros reclaman graves rezagos en materia salarial. Alonso Raya, del SNTE, nota una ausencia de propuestas acerca de las condiciones laborales y de profesionalización, y ya percibe cierta inquietud en el magisterio. “Necesitamos una reforma estructural, que ponga en el centro al maestro. Una reforma que no lo haga estará condenada al fracaso”, critica.

-

Rangel señala que el tema de las percepciones, la profesionalización y la dignificación del trabajo del magisterio es fundamental, pero aún no anuncia propuestas concretas.

-

El equipo de transición tampoco se ha referido al SNTE, la instancia con más peso en la asignación de plazas de maestros y directores de escuela, o a cambios en la sep.

-

Tarea de titanes

-

Un gran reto que enfrentará la siguiente administración es lograr equidad en la educación básica, y preparar los niveles medio superior y superior, para cubrir la demanda que tendrán.

-

Para Lorenza Villa Lever, miembro del Consejo Mexicano de Investigación Educativa, el punto central es que el sistema educativo ofrezca las mismas oportunidades a todos los niños. “Si no está ahí el énfasis, no tenemos muchas esperanzas de que el país mejore.”

-

El otro aspecto consiste en preparar terreno para la demanda que se cierne. Los millones de niños que forzaron la construcción de escuelas en la década pasada, la apertura de turnos vespertinos en primarias y secundarias, son ahora jóvenes que requieren educación media superior y superior. Actualmente hay entre 2.5 y 2.9 millones de estudiantes de preparatoria; para 2006 serán unos cinco millones. La formación de docentes se da para la educación básica, pero no hay para maestros de educación media y media superior. 

-

“Se tendrán que abrir nuevas opciones y sería muy penoso que con la experiencia de los años 70 en las universidades, cuando la matrícula creció vertiginosamente y la solución se dio  sobre la marcha, ahora no se prevea  lo que sabemos va a suceder”, apunta Villa Lever. A este respecto todavía no hay propuestas puntuales.

-

El ojo del huracán

-

Vicente Díaz, el diputado panista, mira con serenidad la agenda de temas de la Comisión de Educación en el Congreso. “En este tema no veo que haya diferencias en la esencia”, dice.

-

El líder priísta de la comisión tampoco augura tempestades. “Todos hablamos de que queremos más recursos y más calidad. Además, el presidente se comprometió a ser respetuoso con el sindicato”, plantea Menéndez.

-

Ahí es donde algunos investigadores anticipan que pueden estar guardadas las tormentas. “Mucha gente cercana a Fox piensa que el atraso en la educación se debe al sindicato”, dice Loyo, de la UNAM.

-

El SNTE reúne a más de un millón de maestros de educación básica de todo el país, es el sindicato más grande y movilizado y tiene gran ingerencia en las políticas de educación. Determina asignación de plazas y comisiones en las escuelas. Hay quienes creen necesario transparentar su papel y el manejo de los recursos.

-

Para el investigador de la UAM, Ornelas, el tema seguramente está en la agenda de Fox. “Ha de haber un equipo de juristas y expertos analizando qué hacer con el sindicalismo oficial. Mi intuición es que sí lo están trabajando porque es algo tan importante como el presupuesto.”

-

Hace unas semanas, Rangel declaró que el sindicato no tenía por qué involucrarse en los nombramientos de directores, en lo que algunos sindicalistas interpretaron como una afrenta. “Rangel no sabe lo que dice cuando se refiere al SNTE, no sabe en lo que se está metiendo”, advierte Alonso Raya.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Ya los gobiernos panistas de Chihuahua y de Guanajuato intentaron una vez restarle poder al sindicato y no pudieron con él. Algunos creen que los panistas, que no tienen un sector en el magisterio, que sí tiene por ejemplo el PRD, se irán con más tiento esta vez.

Ahora ve
Chefs nacionales e internacionales se unen para repartir comida
No te pierdas
×