Sobre alfileres, la planeación gubernam

Inflación y tipo de cambio, las principales debilidades.
Joel Martínez

Varios de los supuestos que se consideraron en los criterios de política económica para 2003 son francamente endebles. Lo grave es que con ellos se haya hecho la planeación de la ley de ingresos y el presupuesto de egresos para el año entrante.

-

Se reconoce oficialmente que no se cumplirá la meta de inflación de 4.5%, ya que el estimado oficial para 2002 es de 4.9% (es la primera vez desde 1999 que el banco central no cumplirá lo prometido en esta materia). Sin embargo, el supuesto es altamente optimista, ya que de enero a octubre se llegó una inflación acumulada de 4.4%. La expectativa es que durante todo este año muerda 5.3 %. Ni qué decir lo difícil que será  lograr el objetivo de 3% para 2003, que se reafirmó en los criterios de política económica.

-

El efecto pass–through ni siquiera es mencionado como un riesgo para el logro de la meta inflacionaria del año entrante. Todo se reduce a controlar los aumentos salariales para “meter en cintura” la inflación general.

-

Por otra parte, se contempla un muy benévolo tipo de cambio. En 2002 estiman un promedio de $9.60 pesos por billete verde (sólo en  lo que va del año el precio del dólar spot a la venta promedia $9.62 pesos). Para 2003, el vaticinio del gobierno es de una paridad promedio de $10.10 pesos por dólar. ¿Qué implica esto? Una devaluación de sólo 0.7% durante 2003, lo que supondría que el tipo de cambio promediará $10.07 en enero, para cerrar en $10.14 en diciembre. Como en 2003 la incertidumbre internacional será alta, la suposiciones en este terreno parecen sólo un buen deseo. No debemos olvidar que esta es la variable de ajuste para absorber choques externos, por lo cual, en caso de que la situación se complique en la economía estadounidense (por una doble recesión o por la guerra), la equivalencia monetaria sufrirá.

-

Los criterios de política económica estiman una tasa promedio de Cetes a 28 días de 7.3% para 2002 y de 7.5% para 2003. En materia de rendimientos reales de este instrumento, calculan 2.5% en este año y 4.6% para el próximo. En lo que va del año estos certificados han promediado un rendimiento nominal de 7.12% y una tasa real (por encima de la inflación) de 1.94%. Ésta es la más pobre desde 1995.

-

La mejor inversión de 2002 fue, sin lugar a dudas, la que se realizó en euros o dólares. Por lo tanto, el entrante debe premiarse al ahorrador en pesos. Sin embargo, pagar una mayor tasa real se contrapone con el escenario de debilidad económica que se avizora para México en 2003.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Finalmente, debe leerse con detenimiento el panorama del mercado petrolero que contiene el documento de criterios de política económica. Es muy pesimista, pero a nuestro juicio bastante realista. Los precios del crudo pueden dar muchos dolores de cabeza a las finanzas públicas y a los mercados financieros el año próximo.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×