Socios prendidos

Al papá y al hijo se les prendió el foco y quieren alumbrar a todo aquel que quiera ahorrar.
María Elena Medina

JUAN ANTONIO
Y JON ANDONI ERTZE
LIGHTCOM

-

En una nave industrial en Cuautitlán Izcalli, cuelga un póster con una imagen satelital nocturna de la Tierra. Brillan pocas poblaciones: Nueva Inglaterra, Europa, incluso la Ciudad de México. Pero la mayor parte de los continentes se encuentra a oscuras. Dos ingenieros, uno con canas y el otro no, sueñan con iluminarlos.

-

Son Juan Antonio y Jon Andoni Ertze, que desarrollaron un sistema de iluminación con patente internacional que utiliza energía renovable y fundaron la empresa que hoy lo fabrica: Lightcom Energy Technologies.

-

Jon Andoni saca de una mochila una enorme bombilla incandescente. Este tipo de focos es el que actualmente alumbra las calles de México e incluso de Estados Unidos. “Esto es lo que se utiliza en el mercado y nosotros lo sustituimos por esto”, dice, al sacar otro foco del tamaño de una pastillita de menta.

-

Se trata de un emisor lumínico de estado sólido que tiene diversas aplicaciones en el sector manufacturero, pero que los Ertze decidieron utilizar en el alumbrado público usando energía renovable, con su propia tecnología. Ello les hizo ganadores del segundo lugar en Innovación Tecnológica del Premio Nacional de Energía Renovable 2004.

-

Jon Andoni compara un foco tradicional con uno de Lightcom: uno gasta 400 watts y el otro 45, uno desperdicia en calor la energía que consume y el otro ni siquiera se calienta, además de que no distorsiona los colores, no contamina el ambiente, tiene una vida útil teórica 10 veces mayor y su instalación es 18% menos costosa.

-

Su sistema cuenta con un microprocesador que calcula la luz que se requiere y lo más importante es que utiliza energía solar o eólica, y de manera opcional, eléctrica. De ahí que genere importantes ahorros.

-

“Si por éste yo pagase un peso en el recibo de la luz”, asegura Juan Antonio señalando el foco tradicional, “por los nuestros pagarías menos de ¢10 centavos. Nos compran los que realmente quieren ahorrar”.

-

Todo comenzó cuando Ertze padre, de origen vasco, 37 años de experiencia en el desarrollo de tecnología y 14 patentes a su nombre, vio fracasar una de las empresas de las que fue socio. Fue entonces cuando él y su hijo decidieron desarrollar luminarias por su cuenta.

-

Lightcom se constituyó en octubre de 2003 y arrancó su producción un año después, tiempo que  invirtió en adiestrar personal, echar a andar la maquinaria y elegir proveedores. A finales de 2005, los Ertze esperan ver terminado su primer proyecto: la iluminación del Parque Cultural David Ben Gurion en Hidalgo, que obtuvieron por licitación y mide 25 hectáreas.

-

Lightcom espera recuperar antes de los dos años programados su inversión inicial de $3 millones de dólares, es decir, el año que viene. En 2005 estima que la facturación será cercana a $5 millones de dólares y la empresa buscará un crecimiento de 12 a 15% en 2006.

-

En el corto plazo, los Ertze explorarán otros mercados de mobiliario urbano y quieren expandirse a Estados Unidos. “Nos propusimos no fabricar para México, sino para el mundo”, asegura el padre, que comparte con su hijo la intención de que la Tierra no se quede a oscuras.

Newsletter
Ahora ve
170 países apagaron sus luces en la ‘hora del planeta’
No te pierdas